Charo Vega: Feliz cumpleaños, ha nacido una estrella

Querida:Eres superior a mis fuerzas. Nunca pensé que afirmaría semejante teoría, pero una vez más, la realidad supera toda ficción. Me dejas con las defensas rotas.Charo Vega, recibida entre aplausos y vítores, como te corresponde. No tienes la más mínima idea del efecto mediático que produce tu presencia. Tienes un tironazo tremendo y rotundo, como los truenos que suenan antes del taconazo sobre el suelo de madera. Esa voz quebrada por la risa. Ese tono brutal que inventaría lo prosaico en algo que no existe: La mezzo soprano de una oratoria lúcida, conferencia de lujo, rapsoda de ocasión. Yo no te diré que vuelvas, te pido que te quedes. Tu discurso sanea ese carácter de los programas rosa y ya eres necesaria.

Opinión | 20 de enero de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

Inventora de palabras como ?incuajable? o ?refregoncillo?. Guasa racial que mata la garganta, gesticulando como la flamenca de sangre azul, gitana divina entre todos los payos, hermosa como el cisne de Veroné, grácil y escandalosa por ti misma, ocurrente, graciosa, terrible. Esencia monumental.

?En López Ibor hemos estado todas?? cómo te entiendo, querida. Yo también. Cuando la vida acusa el sentimiento fino y carga contra las cuerdas de todo lo sensible, no queda más remedio que el pildorazo legal fuera del mundanal ruído. Ergo sum.

No te cortas un pelo y alborotas la estancia. De repente, el plató se alborota cambiando de registro y te quedas con todo el personal. Charo: De verdad, quédate, que la vida es muy corta y la audiencia más sabia de lo que nadie sabe.

Hoy es tu cumpleaños.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.