FACEFUCK

FACEFUCK

3 años en el Facebook con un álbum de desnudos. No lo estaba pidiendo a gritos, lo tenía desde hacía 3 años. Pensaba que tenía configurado el filtro de seguridad para que sólo los vieran mis contactos, pero una amiga personal me ha dicho que los 3 desnudos que subí antes de ayer también los vieron sus amigos, así que me equivoqué. Lo tenía configurado para que lo vieran también las amistades de mis amistades. Sólo se me ocurre que algún amargado (o alguna amargada, que paso de la Leire Pajín) que se considere amig@ de alguna de las personas que me comentaron esas fotos se metiera por curiosidad a verlas, ya que si no no le pueden aparecer en su página de inicio, y no tuviera otra cosa mejor que hacer que denunciarme. Queridos amigos que me habéis comentado y que sé que no habéis sido vosotros, mirad bien a quién agregáis. 

Opinión | 29 de diciembre de 2010


 Recibí un email diciéndome que simplemente habían eliminado una foto mía por vulnerar La Declaración de Derechos y Responsabilidades de Facebook, que incluye no colgar ningún desnudo porque hay contenidos a los que los menores que se mueven por Facebook no deben acceder. En cuanto intenté meterme a mi cuenta, ya había sido desactivada sin aviso previo. Y no. Nunca me había leído el contrato de Facebook. Casi nadie lo hace porque no es comparable a un contrato laboral, pero resulta contradictorio y estúpido. Se desactivan desde cuentas de personas que agregan a mucha gente en poco tiempo, pasando por gente que se crea más de una cuenta simultánea (revisad también las condiciones de Fotolog...), hasta a gente que utiliza un apodo en lugar de su nombre del DNI, siempre en caso de que alguien lo denuncie, claro. Eso incluye a la gente vegana que tiene una ? en su nombre, como yo tenía y algún otro usuario sigue teniendo y que en su momento eliminé para curarme en salud, gente que también incumple dicho contrato. No se trata de quedarnos en el conformismo de que si "firmas" un contrato te tienes que ceñir a él. Se trata de denunciar en todos los ámbitos de la vida los contratos abusivos. No tiene sentido que grupos racistas, homófobos, violentos o que hacen apología del maltrato animal o del nazismo, que son delictivos, sean denunciados masivamente y continúen permaneciendo, mientras que cierren una cuenta personal instantáneamente por colgar desnudos personales que no han sido incluidos en ningún grupo público y que los imbéciles de turno no son capaces de diferenciar de la mera pornografía, de la que dicho sea de paso, ninguna persona de 15 años se escandaliza, ni hoy en día ni en mis tiempos en los que cuando yo tenía 12 años un chico de clase repartía pelis de porno duro que nada tienen que ver con mis fotos.

Puede parecer una tontería, pero el Facebook no es como el Fotolog. Si me vuelven a cerrar el Fotolog, me abro otro y localizo enseguida a todos mis anteriores contactos. Si no me reactivan mi Facebook, me supone perder seguramente a muchos contactos que me podían servir profesional y personalmente y empezar de cero volviendo a subir todas las fotos, incluidos los desnudos que me encargaré de filtrar de manera adecuada, que a nadie le quepa duda. Y es que simplemente me ha pillado desprevenido en un momento concreto que no era el adecuado, sencilla y llanamente.

No podemos ceñirnos a eso de que está prohibido subir material que hiera la sensibilidad de otros, porque entonces yo también podría alegar, por ejemplo, que teniendo nociones de historia y de las barbaridades que ha cometido el cristianismo, que no personas individuales que hoy en día se consideren cristianas, cuidado, que cualquier contenido religioso hiere mi sensibilidad y debe ser eliminado. No. Tenemos que aprender a diferenciar lo que pretende hacer daño deliberadamente de lo que lo hace por motivos no intencionados. Con lo fácil que es actuar como en el Flickr, donde moderas cada desnudo para que tod@ puritan@ que no lo quiera ver no lo pueda hacer...

Mark Zuckerberg, creador de Facebook y sobre cuya persona se ha realizado un gran film de David Fincher, The Social Network, no deberías de haber delegado tus poderes en tantos administradores, administradores que me han enviado el siguiente email:

Hola Josu,

Su cuenta ha sido inhabilitada porque se ha detectado que su actividad en el sitio infringe nuestra Declaración de derechos y responsabilidades. Las conductas prohibidas incluyen, entre otras:

? Crear o cargar contenido pornográfico, con carga sexual o con desnudos
? Molestar a otras personas con palabras explícitas de contenido sexual
? Enviar solicitudes de amistad o mensajes de bandeja de entrada no solicitados a personas que no conoce

Ya no podrá seguir usando Facebook. Esta decisión es definitiva y no se puede apelar.

Tenga en cuenta que, por razones técnicas y de seguridad, no le facilitaremos más detalles sobre esta decisión.

Maria
User Operations
Facebook

La tal María no debe de dar su nombre real ni sus apellidos porque debe de ser una persona bastante odiada. El primer punto es cierto, pedí disculpas y les dije que no volvería a colgar desnudos. Los siguientes 2 son falsos. No he molestado a nadie con comentarios de contenido sexual. Lo hemos hecho entre amigos cercanos. Tampoco he molestado a nadie enviando solicitudes de amistad. Son pocas las que yo envío, más bien suelo aceptar las que otros me envían. Y aunque así fuera, ¿no es precisamente la razón de ser de semejante red social el poder conocer a gente nueva? ¿Acaso no se puede agrgar a nadie como contacto profesional o por tener gustos comunes?

Un amigo al que también le cerraron la cuenta me ha dicho que le respondieron con el mismo mensaje, exactamente el mismo, por lo que es un memsaje automático y los adiministradores no se molestan en contrastar la información que los denunciantes proporcionan.

En internet, mientras no lo restrinjan más, es donde se encuentra la verdadera información, no cabe duda, pero no en las redes sociales que distan mucho de ser democráticas. ¿Realmente debe existir semejante control? Al fin y al cabo una sociedad adulta debería de ser capaz de detectar automaticamente y evitar voluntariamente ciertos contenidos perniciosos o con fines contrarios a la libertad, una libertad que me ha sido coartada y que otros aceptan sin rechistar negando la capacidad individual de decisión. Creo que hemos llegado a un momento clave en todo el planeta en el que el concepto de ética debe ser revisado seriamente...

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.