Clima moral del asunto

Según avanza la crisis ?económica- retrocede la moral. Etica.Mente hablando, muchos que son mayoría ya no saben lo que es ni dónde está. Lo que se encuentra ante nuestras propias narices como oración diaria pertenece a una pequeña pantalla que todo lo puede y devora las almas del confuso. El gran espectáculo del sub.mundo. Un metro subterráneo que divide razones y cuestiones. Aplica calificativos partiendo de mentiras, ofensas, injurias y calumnias. Compra la verdad aún a riesgo de la integridad física. El peligro es incómodo, pero ya no una razón lo suficiente. Mente poderosa para inhabilitar las bocas. Cicatrices, veneno, pandemias, virus retroactivos subidos a una montaña rusa, cadenas desatadas, traidores deslenguados, vecinos, sus cuñadas, la prima del engendro, el que pasó una vez, aquel que se acostaba con el amigo del hermano, cerca, muy cerca de su casa, lejos de ser, el que la conoció, la que supo callar y no tuvo -a saber- nada, pero nada que ver.

Opinión | 19 de octubre de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

No hay otra traducción : Dinero y fama. Ambas cosas permiten estar donde se cobra, sostener la familia mientras se aguanta el tipo, repasar el tirón, permitir la ocasión de dar la cara, más fea que ninguna, más atroz que la propia condición de ser alguien olvidando de golpe todo lo que uno ha sido. Lo que ha hecho, sus parches, la miseria concreta, lo que les cae del cielo para ser invertido camino del infierno.

Ladran, luego cabalgamos sin galopar perdiendo el horizonte. Rayos X, Rayos uva, Rayos ultravioleta, Rayos y truenos, Rayos y centellas?Bótox, silicona, flexión, acción, reacción?Espejito, espejito, dime quién es la más bella de este reino?Y es que ya no lo sé. El zapping es un acto de contrición maldita. Pueblo llano, su masa, crucifixión y gloria. Altanera y altiva. Repartición de bienes. Separación de cuerpos. Nobleza obliga aún sin ser aristócrata. Sobre el sistema métrico decimal se acuna el testimonio. Vencedores. Vendidos.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.