Falsos

Los perfiles falsos de las redes sociales cibernéticas son como la guerrilla friki del enfermo mental, además de cátedra para el malvado, sobresaliente cum laude en honor al transtorno solapado del canalla y orgasmo pleno de hembras malqueridas. Hay quien se busca a sí mismo comprando un euro de bosque y ni aún así se pierde. En esa trayectoria esquizofrénica se ocultan todo tipo de personas que no corren tupidos velos ni se corren física.Mente hablando. No sólo se trata de mentir. Hay que ser, además, un excelente actor o magnífica actriz para moldear emociones y creerse los versos que a fuer de recitarse en boca ajena no producen verguenza. Ni castigo ni crimen: Demanda al canto aunque te cueste una pasta a modo de honorarios. Las múltiples personalidades se crean con absoluta premeditación y alevosía.

Opinión | 20 de septiembre de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

 Los sujetos y sujetas deliran en pos de nombres que alguna vez soñaron tener para clavar puñales por la espalda en pública subasta. La envidia es su mayor afecto y por ella matan. Inventan mil historias y tejen sin arañas con agua oxigenada a modo de spray ecológico mientras en la pared del alma un lama del gran buda repite alguna frase -casi siempre- lapidaria. Van de buenos y buenas dando sustos al miedo. La maldad es su sangre. No están catalogados (todavía). Su delirio no es crónico, simple.Mente es cabrón. Vampiros de pantalla, herejes y ludópatas, obsesivos e infieles. Desconocen la duda razonable por falta de razón. Se contemplan, se estudian y se inventan partiendo de algún cuento, chisme u obsesión. Su seso se transforma, su esperpento camina en busca de una imagen que es la foto de archivo, y el estado civil, y el sexo imaginado, y la turba de amigos, inocentes, que caen, agregados al potro de la peor locura.

Comentarios


Efemérides
Violencia institucional

Pregunten a cualquier mujer cuántos hijos ha tenido: lo sabe, y con absoluta certeza.

Tutelados

No se ayuda a las familias. Y no se trata de solucionar sus vidas, sino de aplicar las verdaderas ayudas sociales que faciliten la salida a flote

Del fondo y sus formas

Hasta 1985, el Patronato de Protección a la Mujer, se dedicó a encerrar en reformatorios a menores violadas por el progenitor o familiar directo.

Era una monja buena

Era una monja buena. Y eso, como muchas otras cosas, no se olvida.

Cosas de "hombres"

No. No estamos en el mismo barco ni remamos en la misma dirección.

Luis Ramírez Icardi

Su nombre es Luis Ramírez Icardi. Y fue él quien abusó de una chica tutelada. Y era él quien trabajaba en el centro de menores como educador social. Insisto: el abusador, es él.