No hay como el calor del amor en un bar

Siempre le llamé "Don Laude" y hoy he sabido el porqué. Tenía un nombre largo : Laudelino. Ha sido un hombre de sobresaliente Cum Laude que consiguió el tesoro más grande que acompaña al ser humano : Ser una buena persona. Un ser querido por los suyos y por los que nos hizo de él desde la barra de un bar. Durante años estuve comiendo allí. Apresurando un café a deshoras y la última Coca~Cola antes de volver a casa. Reía, quería, estaba.

Opinión | 24 de junio de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

Trabajó sin descanso de sol a sol junto a su inseparable esposa, una mujer angelical cuyo acertadísimo nombre la delata: Angelines. Era mucho más que un bar. Se hizo lugar de encuentro y en ocasiones íntimo. Más de una vez lo abrió sólo para nosotras. Esta mañana, en el tanatorio no cabía un alfiler. Estaba tan lleno como ha sido su vida: Llena, aforo completo, over booking. Todos. Todos los que durante tanto tiempo compartimos mesa. Empresarios, obreros, algún que otro famoso, secretarias...La tertulia era eterna mientras se nos servía el plato del día. Hablamos, jaleamos, discutimos, gritamos...nos encendíamos juntos en torno a cualquier tema actual. Las opiniones resultaban de lo más variopinto y siempre valiosas. Y allí estaba Don Laude. Dueño y señor del lugar que nos reunía. Muchos de nosotros no nos veíamos desde hacía años. Era prácticamente imposible no emocionarse. Sobresaliente, Don Laude. Tu paso por la vida se ha llenado de amigos. Magnífico. El bar se ha traspasado y probablemente sus nuevos dueños van a tener mucha suerte: El duende de Don Laude permanecerá siempre allí como si de una zona vip se tratara. Nosotros lo sabemos. Gracias, maestro. Hasta el final se te ha cubierto de gloria: En tu cuello una bufanda del Betis, cuyo himno ha sido interpretado al violoncelo. Inmenso. Eres la verdadera razón para el recuerdo. Conseguiste el calor del amor en un bar. Gracias por todo.
 
 

Recomendamos



Helena

Tres años sin sus hijos, arrebatados por los servicios sociales. En los últimos tiempos, lo único que pedía era poder verlos un rato.

Del coordinador parental y el pago al enemigo
La figura del coordinador parental no está regulada en el derecho español, por tanto, cabe preguntarse cómo es posible que actúe  no solo como colaborador de los jueces, sino en su nombre. ¿Con qué potestad?
La casa de Ortega Smith es muy fea

Javier Ortega Smith ha publicado en Twitter un vídeo donde se le puede ver en distintos rincones de su casa.

Sola y borracha quiero llegar a casa

"Quiero estar borracho otra vez, otra vez...", así lo cantaban Los Brincos junto con su "sorbito de champagne" "brindando por el nuevo amor cuando la suave luz de aquel rincón hizo latir su corazón..." en esa y otras canciones de borrachos varios mientras limpiamos sus vómitos con serrín.

Manuel Castells y Rafa Hernando: sonrisas y lágrimas

El Ministro de Universidades, Manuel Castells, se presentó en el Senado vistiendo una camiseta que reclamaba la igualdad de derechos. Un atuendo que despertó la mofa de Rafa Hernando.

De fakes, horteras y consentidos

De los periódicos que publican desde una supuesta "certeza" basada en fuentes oficiales, a las fake news, va un abismo.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.