La Tuna

Sábado. A lo lejos escuchaba sus inconfundibles voces, el entrañable coro y sus dulces instrumentos cordófonos. Apresurando el paso , casi como una adolescente, repetía : La tuna, la tuna, la tuna ... No es fácil encontrarla y menos en estos tiempos, no sé por qué. La calle era una fiesta y todos los peatones sonreíamos, nos mirábamos unos a otros compartiendo el gesto, cantábamos en voz baja todas esas canciones conocidas que forman parte de nuestros tiempos estudiantiles. Sus vestimentas antiguas de terciopelo negro, salpicadas de escudos y cintas multicolores...las tunas nacieron en España, son nuestras, y sus orígenes no están claros. Para algunos se encuentran en los pícaros de antaño, remitiéndose a los siglos XV y XVI, y para otros parten de la tradición goliarda, estudiantes pobres del XIII y XIX, que aprovechaban su talento musical para pagarse los estudios. Viajan de ciudad en ciudad con un espectáculo en el que la alegría imprime carácter. Rondan a las chicas que les gustan, apostadas en el balcón de su casa, mientras la tuna canta a pié de calle y le ofrece la capa a la elegida.

Opinión | 18 de mayo de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

El origen de la palabra tuna viene de "tunante", expresión despectiva que se refiere a los estudiantes noctámbulos que organizan broncas y ruído. De "tunante" derivó a tuna, aunque algunos afirman que "thune" es el origen del término, palabra que significa "refugio para mendigos", albergues del sur de Francia. De ahí los llamados "sopistas", estudiantes sin recursos que vivían de "la sopa boba", que se daba en dichos albergues, por lo que se llamó tunos a los que vivían de las "thunes".
Actualmente se clasifican por facultades. La tuna de Derecho es la que esta mañana cantaba en la Plaza del Pí. Estudiantes de 2º , con guitarras,laúd, panderetas y bandurrias, interpretaban las viejas canciones de siempre, esas de toda la vida que resultan imposibles de olvidar. Entre romántico y gamberro, esa admiración irremediable..." triste y sola, sola se queda Fonseca, triste y llorosa, se queda la Facultad...y los libros, y los libros empeñados, en el monte...en el monte de Piedad...".
Su indumentaria está compuesta de capa, jubón, camisa, calzas, bombachos o greguescos y botas, mas la "beca", que identifica a cada tuna, variando según la facultad a que pertenezca :
-Amarilla: MEDICINA
-Roja: DERECHO
-Azul : INGENIERÍA...
La capa del tuno representa sus viajes a través de los escudos bordados sobre ella, y los de galán
con las cintas multicolores dedicadas una a una por distintas mujeres, ya sean amigas, novias o de la propia madre. Como dice la "Tuna Compostelana" : "Cada cinta que adorna mi capa es un trocito de corazón...".
 
Recomendamos



Helena

Tres años sin sus hijos, arrebatados por los servicios sociales. En los últimos tiempos, lo único que pedía era poder verlos un rato.

Del coordinador parental y el pago al enemigo
La figura del coordinador parental no está regulada en el derecho español, por tanto, cabe preguntarse cómo es posible que actúe  no solo como colaborador de los jueces, sino en su nombre. ¿Con qué potestad?
La casa de Ortega Smith es muy fea

Javier Ortega Smith ha publicado en Twitter un vídeo donde se le puede ver en distintos rincones de su casa.

Sola y borracha quiero llegar a casa

"Quiero estar borracho otra vez, otra vez...", así lo cantaban Los Brincos junto con su "sorbito de champagne" "brindando por el nuevo amor cuando la suave luz de aquel rincón hizo latir su corazón..." en esa y otras canciones de borrachos varios mientras limpiamos sus vómitos con serrín.

Manuel Castells y Rafa Hernando: sonrisas y lágrimas

El Ministro de Universidades, Manuel Castells, se presentó en el Senado vistiendo una camiseta que reclamaba la igualdad de derechos. Un atuendo que despertó la mofa de Rafa Hernando.

De fakes, horteras y consentidos

De los periódicos que publican desde una supuesta "certeza" basada en fuentes oficiales, a las fake news, va un abismo.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.