La horterada

Hacer las cosas bien -humanamente hablando- no significa que salgan bien. El concepto de "honradez" personal y laboral no acostumbran a ir unidos. Divagar al respecto es como tirarse una y otra vez a la piscina: Puede que funcione o que te pegues todas las hostias, en cualquier caso, aquel que no se moja jamás podrá divisar ni de lejos la cumbre de lo que se entiende y defiende por "éxito" social.

Opinión | 01 de mayo de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

Verdaderos papanatas se mantienen lejos de la crisis. Usureros, prestamismas, calvatruenos y catetos con utilitario de lujo y nombre de mujer , léase: Mercedes.
Perdidos en suites que siempre les vienen grandes, acostumbrados al puro después de meterlo -ó de meterla- , con un orden conflictivo, profesionales del pagaré, pólizas de crédito y sociedades tan limitadas como su estrecha mente y menor chaleco.
Por sus actos les conocereis...carentes de discurso, sin capacidad de análisis, el oro les delata y el billete les ata a una existencia blanca camino de ciertos tonos del negro.
Más de dos teléfonos móviles, como los traficantes. Último modelo tecnológico-escatológico, con mantenida, maruja desertora del fregadero ,cañera, vulgar, exigente y catastrófica.
Su hogar es el Titánic. Su barco la ocasión y cada cumpleaños, a lo grande, remata la condición de un ser que no es, pero se siente como nunca y como pocos : Completo.
Es un plato combiado lugareño, reciente en sus grasas y refritos, picatoste de gazpacho,agente de la buena gente, pies en polvorosa, antología del sudor con in-conveniente hedor sazonado a la limón con música de fondo: David Bisbal.
Dá lo mismo satén que tafetán, lentejuela que botón, cremallera que corchete, puesto que no hay paréntesis en semejante engendro : Los hijos de sus hijos entrenarán, balones fuera, todo aquello que su padre-patrón anduvo haciendo, mal, rematadamente peor, cuyo lucro cesante permanecerá vigente según la ley de la calle.
Que gane el más cabrón, qué quieren que les diga, es que su historia, aunque ahora no se entienda del todo, se escribe así.
Recomendamos



La nuestra es Bárbara

Bárbara fue "la nuestra"; estuvo muy calladita durante años y años hasta que largó lo del allanamiento y otras amenazas.

Loquillo y Miguel Bosé: los idiotas del día

Si algo ha quedado claro hoy es que la fama no le libra a uno de ser imbécil. Y para muestra, dos botones: Loquillo y Miguel Bosé.

HIJOS DEL CIELO Y LA TIERRA

Un amigo cuya identidad no voy a revelar para mantenerlo en el anonimato me ha recomendado un vídeo. Es un amigo al que tengo mucho cariño y por eso no lo he quitado tras el primer minuto.

Los pijos también lloran

Se lee un titular (no más) y acto seguido les "gusta" para largar comentarios completamente absurdos cuyas faltas de ortografía dañan la vista.

Helena

Tres años sin sus hijos, arrebatados por los servicios sociales. En los últimos tiempos, lo único que pedía era poder verlos un rato.

Del coordinador parental y el pago al enemigo
La figura del coordinador parental no está regulada en el derecho español, por tanto, cabe preguntarse cómo es posible que actúe  no solo como colaborador de los jueces, sino en su nombre. ¿Con qué potestad?








Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.