La horterada

Hacer las cosas bien -humanamente hablando- no significa que salgan bien. El concepto de "honradez" personal y laboral no acostumbran a ir unidos. Divagar al respecto es como tirarse una y otra vez a la piscina: Puede que funcione o que te pegues todas las hostias, en cualquier caso, aquel que no se moja jamás podrá divisar ni de lejos la cumbre de lo que se entiende y defiende por "éxito" social.

Opinión | 01 de mayo de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

Verdaderos papanatas se mantienen lejos de la crisis. Usureros, prestamismas, calvatruenos y catetos con utilitario de lujo y nombre de mujer , léase: Mercedes.
Perdidos en suites que siempre les vienen grandes, acostumbrados al puro después de meterlo -ó de meterla- , con un orden conflictivo, profesionales del pagaré, pólizas de crédito y sociedades tan limitadas como su estrecha mente y menor chaleco.
Por sus actos les conocereis...carentes de discurso, sin capacidad de análisis, el oro les delata y el billete les ata a una existencia blanca camino de ciertos tonos del negro.
Más de dos teléfonos móviles, como los traficantes. Último modelo tecnológico-escatológico, con mantenida, maruja desertora del fregadero ,cañera, vulgar, exigente y catastrófica.
Su hogar es el Titánic. Su barco la ocasión y cada cumpleaños, a lo grande, remata la condición de un ser que no es, pero se siente como nunca y como pocos : Completo.
Es un plato combiado lugareño, reciente en sus grasas y refritos, picatoste de gazpacho,agente de la buena gente, pies en polvorosa, antología del sudor con in-conveniente hedor sazonado a la limón con música de fondo: David Bisbal.
Dá lo mismo satén que tafetán, lentejuela que botón, cremallera que corchete, puesto que no hay paréntesis en semejante engendro : Los hijos de sus hijos entrenarán, balones fuera, todo aquello que su padre-patrón anduvo haciendo, mal, rematadamente peor, cuyo lucro cesante permanecerá vigente según la ley de la calle.
Que gane el más cabrón, qué quieren que les diga, es que su historia, aunque ahora no se entienda del todo, se escribe así.
Recomendamos



Adiós, adiós, bolero

Si Ángela Dobrowolski fuera Ángel, no habría entrado en la cárcel. Eso lo sabemos muchas, prácticamente casi todas.

La hiel más amarga del último baile
El acoso y derribo se ha convertido en una verdadera profesión mediática que no mide el daño causado ni la presunción de inocencia.
La pegaste, Maradona. Cómo la pegaste

"No me importa lo que hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía". Así se despacha uno de los fans Maradonianos.

Asquerosos

Dais asco afirmando que los inmigrantes viven de ayudas, ninguno trabaja y por su culpa los españoles carecen de prestaciones sociales: es mentira.

Nadiuska y la protección de sus datos

La reina del destape dicen que ya no recuerda. Su último papel fue en la serie "Tristeza de amor".

Escrito en la cara

Hoy se me ha ocurrido teclear su nombre en busca de un destino ignorado. Murió muy joven. Robo a mano armada, tenencia de armas, asesinato.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.