No quiero

No quiero reuniones familiares, quiero fumar en público y en privado sin ser sancionada por ello. No quiero que me recuerden que el tabaco me mata porque la vida también me está matando. No quiero estudiar a mi edad, y menos unas oposiciones para tener un trabajo seguro y acabar rodeada de marujas insuportables. No quiero ser empresaria porque la seguridad social me persigue y me crea mucha ansiedad.

Opinión | 08 de enero de 2010
Cordelia Colby

No quiero que conste mi nombre en hacienda, ni formar parte del censo. Tampoco quiero votar.
No me atrevo a que mi nombre y apellidos continúen expuestos en el buzón de correos.
No quiero trepar en ningún trabajo y ya no sé cómo se trabaja dignamente. No quiero ser ciudadana, ni presidenta de la comunidad de vecinos. Quiero ser marginal, desigual, abúloca y apática.
No es que todo me dé lo mismo pero ya nada es lo mismo de antes.
No quiero esconderme con mi amante en un meublé. Quiero un bar de aquellos oscuros, con en-Verga-Dura, de nivel, donde te hacen las mejores promesas mientras te meten mano y no suenan los móviles porque no hay cobertura.
No quiero ver más la televisión. Exijo una tarjeta rosa para los cineastas de verdad.
No quiero transportes públicos porque son una ordinariez. Acudiré andando allí donde haga falta.
No quiero darle un euro a los que piden. Prefiero deshacerme del abrigo y comprarle un cartón de winston.
No quiero nada de lo que todos quieren y mis últimos deseos se reducen a esto.
"Si no vives como sueñas, acabarás soñando cómo vives".

Recomendamos



Titi de Saboya, la princesa rebelde
Hija de los Reyes de Italia, la princesa María Beatriz de Saboya, conocida como Titi, se puso el mundo por montera desde que llegó al planeta Tierra.
Adiós al colegio

Los hijos del Estado, cuyas familias serán castigadas con penas de prisión si los niños no van al colegio.

Su Majestad: vergüenza

Obligados a bajar la cabeza cuando se le saluda, porque fue Rey, y es -ahora- emérito.

La nuestra es Bárbara

Bárbara fue "la nuestra"; estuvo muy calladita durante años y años hasta que largó lo del allanamiento y otras amenazas.

Loquillo y Miguel Bosé: los idiotas del día

Si algo ha quedado claro hoy es que la fama no le libra a uno de ser imbécil. Y para muestra, dos botones: Loquillo y Miguel Bosé.

HIJOS DEL CIELO Y LA TIERRA

Un amigo cuya identidad no voy a revelar para mantenerlo en el anonimato me ha recomendado un vídeo. Es un amigo al que tengo mucho cariño y por eso no lo he quitado tras el primer minuto.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.