No quiero

No quiero reuniones familiares, quiero fumar en público y en privado sin ser sancionada por ello. No quiero que me recuerden que el tabaco me mata porque la vida también me está matando. No quiero estudiar a mi edad, y menos unas oposiciones para tener un trabajo seguro y acabar rodeada de marujas insuportables. No quiero ser empresaria porque la seguridad social me persigue y me crea mucha ansiedad.

Opinión | 08 de enero de 2010
Cordelia Colby

No quiero que conste mi nombre en hacienda, ni formar parte del censo. Tampoco quiero votar.
No me atrevo a que mi nombre y apellidos continúen expuestos en el buzón de correos.
No quiero trepar en ningún trabajo y ya no sé cómo se trabaja dignamente. No quiero ser ciudadana, ni presidenta de la comunidad de vecinos. Quiero ser marginal, desigual, abúloca y apática.
No es que todo me dé lo mismo pero ya nada es lo mismo de antes.
No quiero esconderme con mi amante en un meublé. Quiero un bar de aquellos oscuros, con en-Verga-Dura, de nivel, donde te hacen las mejores promesas mientras te meten mano y no suenan los móviles porque no hay cobertura.
No quiero ver más la televisión. Exijo una tarjeta rosa para los cineastas de verdad.
No quiero transportes públicos porque son una ordinariez. Acudiré andando allí donde haga falta.
No quiero darle un euro a los que piden. Prefiero deshacerme del abrigo y comprarle un cartón de winston.
No quiero nada de lo que todos quieren y mis últimos deseos se reducen a esto.
"Si no vives como sueñas, acabarás soñando cómo vives".


Comentarios


Efemérides
Estudio violencia vicaria

¿Sabéis que más del 77'3% de niños víctimas de la violencia machista, y/o vicaria no pueden prestar declaración de forma segura en un juzgado?

El Patronato de Protección a la Mujer contra las lesbianas

No hace mucho, leí un artículo en el que se afirmaba que a las lesbianas no se les aplicó la ley de peligrosidad social durante el franquismo porque estaban completamente invisibilizadas.

Suspiros de España

La política se ha convertido en un escenario digno de la camorra. Un Sálvame Deluxe diario carente de fronteras, donde el odio se vierte por doquier, no importa hacia dónde ni de parte de quién.

Patronato de Protección a la Mujer

"Quieren quitarnos la personalidad". "No dejes que te cambien". "No cambies, no cambies, no cambies...".

Niños robados

Promesas políticas no cumplidas, cuya esperanza cayó en saco roto pese al aplauso triunfalista

Negacionismo histórico y efectos actuales

Como siempre, las palabras y las preguntas de Consuelo García del Cid resuenan en mí y trato de buscar los vacíos de saber.








Política de Privacidad
Política de cookies