No quiero

No quiero reuniones familiares, quiero fumar en público y en privado sin ser sancionada por ello. No quiero que me recuerden que el tabaco me mata porque la vida también me está matando. No quiero estudiar a mi edad, y menos unas oposiciones para tener un trabajo seguro y acabar rodeada de marujas insuportables. No quiero ser empresaria porque la seguridad social me persigue y me crea mucha ansiedad.

Opinión | 08 de enero de 2010
Cordelia Colby

No quiero que conste mi nombre en hacienda, ni formar parte del censo. Tampoco quiero votar.
No me atrevo a que mi nombre y apellidos continúen expuestos en el buzón de correos.
No quiero trepar en ningún trabajo y ya no sé cómo se trabaja dignamente. No quiero ser ciudadana, ni presidenta de la comunidad de vecinos. Quiero ser marginal, desigual, abúloca y apática.
No es que todo me dé lo mismo pero ya nada es lo mismo de antes.
No quiero esconderme con mi amante en un meublé. Quiero un bar de aquellos oscuros, con en-Verga-Dura, de nivel, donde te hacen las mejores promesas mientras te meten mano y no suenan los móviles porque no hay cobertura.
No quiero ver más la televisión. Exijo una tarjeta rosa para los cineastas de verdad.
No quiero transportes públicos porque son una ordinariez. Acudiré andando allí donde haga falta.
No quiero darle un euro a los que piden. Prefiero deshacerme del abrigo y comprarle un cartón de winston.
No quiero nada de lo que todos quieren y mis últimos deseos se reducen a esto.
"Si no vives como sueñas, acabarás soñando cómo vives".

Recomendamos



Helena

Tres años sin sus hijos, arrebatados por los servicios sociales. En los últimos tiempos, lo único que pedía era poder verlos un rato.

Del coordinador parental y el pago al enemigo
La figura del coordinador parental no está regulada en el derecho español, por tanto, cabe preguntarse cómo es posible que actúe  no solo como colaborador de los jueces, sino en su nombre. ¿Con qué potestad?
La casa de Ortega Smith es muy fea

Javier Ortega Smith ha publicado en Twitter un vídeo donde se le puede ver en distintos rincones de su casa.

Sola y borracha quiero llegar a casa

"Quiero estar borracho otra vez, otra vez...", así lo cantaban Los Brincos junto con su "sorbito de champagne" "brindando por el nuevo amor cuando la suave luz de aquel rincón hizo latir su corazón..." en esa y otras canciones de borrachos varios mientras limpiamos sus vómitos con serrín.

Manuel Castells y Rafa Hernando: sonrisas y lágrimas

El Ministro de Universidades, Manuel Castells, se presentó en el Senado vistiendo una camiseta que reclamaba la igualdad de derechos. Un atuendo que despertó la mofa de Rafa Hernando.

De fakes, horteras y consentidos

De los periódicos que publican desde una supuesta "certeza" basada en fuentes oficiales, a las fake news, va un abismo.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.