Damas

Damas

Esas nobles señoras, damas de la caridad, la viva reencarnación de Carmen Polo (FrancaMente) que se convierten en dependientas durante siete días, entiéndase como lectura ordinaria de ese plazo denominado "semana", para las elegidas advenedizas o adventistas del séptimo (día) católico apostólico y romano. El séptimo, digo, descansaron, pero no, las señoras es-posa (s) del delantal moderno, sonrisa a medias, crucifixiones ex.ternas inmoladas por san dios y esta patria tan sumamente adulterada donde se les arruga el canalillo viejo, pasadizos oscuros y demás atropellos de la carne, carnales ellas, cuyo vocabulario no concibe un solo taco.

Opinión | 11 de diciembre de 2009
Consuelo G. del Cid Guerra

Ellas no porque saben convertir los días hábiles en inútiles, gastar mucho más allá de suelas y billetes.
Montadas en sus honorabilísimos tacones, carpe diem, servidoras de lo usado, regateadoras profesionales de regatas, cruceros y biodramina, prozac con servicio de urgencias bajo la eterna confusión física del orgasmo con la crisis, crisis,crisis de ansiedad.
Maestras de las rebajas, pisos chollo, show room, amante con aspecto de intelectual tardío que les recita a Becquer -poesía no eres tú- mientras entran y salen de un sopor insufrible. Qué horror. Qué error.
Cabalgan los jinetes apocalípticos seguidos de muñecas Fam.-osas a pilas, disfraces de gitana, pipas de la paz alimentadas con brotes de María Inmacul-hada, de entre sus semillas la mejor, colocón, flor de otoño, top less que hace su agosto y angosto refrigerio de chiringuito, mojito, chocolate culero, perennes buscadoras de lo exótico en brazos de un mancebo sin escrupúlos hallado en el gran templo cibernético que admite lo intolerable, más, más, dame más, no pares cabrón, si me viera mi madre, ay por dios, sigue, sigue, sigue, ya ...Ex.plotadas, des.lomadas, necesitadas.Ejemplares, incluso, por poner un ejemplo.
Caperucita roja tenia un cucurucho de chuches, frutos secos y chinas. Papelitos de arroz para liar el porro, dos cajas de condones, un calendario azteca, una foto de buda y de su puta madre. Calzoncillos a juego, seis bragas de papel, chupitos gratis, una sesión de uva, la direccicón del gym. Poncio Pilatos ha sido el inventor genuino de esas máquinas, el sudor del Pilates, la ordinariez de un chándal color vino, días de vino y rosas que siempre han conjugado el verbo "misar" entre dos aguas.
Antes peineta y mantilla, ahora meditaciones al alba en nombre de extrañas convocatorias indefinidas, paz y amor, tócame otra vez, Sam, siempre les quedará París, Dior, Custo y costo para todos. Reeducadoras del absurdo, exploradoras del lumpen más marginal que haya parido nadie, cómo les gusta mirar.
Socorristas vestidas de una ayuda mal entendida, digeridas las ostras y el sushi, por favor, sálvame ...Han bailado flamenco, resucitado cuadros y hasta se manifiestan por una econocmía sostenible con nuevas tetas, nuevos argumentos y buenas nuevas.No saben ni pueden asumir una vejez en condiciones, se estiran como gomas de pollo conservando sus pollas anatagónicas. Son las damas de honor indispensables en todo vals benéfico y de -también buenas- familias.

Puntual cumplidora
del tercer mandamiento
Algún desliz inconexo,
Buena madre y esposa
de educación religiosa
Y si no fuera por miedo
Sería la novia en la boda,
El niño en el bautizo,
El muerto en el entierro,
Con tal de dejar sello

Dama dama de alta cuna
De baja cama, señora de su señor,
Amante de un vividor.
Dama que hace
lo que le viene en gana
Esposa de su señor,
Mujer por un vividor.

Ardiente admiradora
de un novelista decadente
Ser pensante y escribiente,
De algún versal autora,
aunque ya no estén de moda
Conversadora brillante en cóctel de 7 a 9
Hoy nieva, mañana llueve,
quizás pasado truene,
Envuelta en seda y pieles.

Dama dama de alta cuna
De baja cama, señora de su señor,
Amante de un vividor.
Dama que hace lo que
le viene en gana
Esposa de su señor,
Mujer por un vividor.

Devoradora de esquelas,
partos y demás dolores
Emisora de rumores,
asidua en los sepelios
De muy negros lutos ellos.
El sábado arte y ensayo,
el domingo en los caballos
En los palcos del real,
los tés de caridad
Jugando a remediar, es una...

Dama dama de alta cuna
De baja cama, señora de su señor,
Amante de un vividor.
Dama que hace lo que
le viene en gana
Esposa de su señor,
Mujer por un vividor.



Cecilia.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.