Mal-trato

Siete meses de prisión para Antonio Puerta por haber agredido a su novia, Violeta Santander, que se ha paseado por todas las cadenas televisivas defendiendo al tipo, e insistiendo hasta la saciedad en que "no la maltrató". La cinta de vídeo grabada en la recepción del hotel donde se produjo la discusión entre ellos se hizo pública, la hemos visto una y otra vez.

Opinión | 30 de noviembre de 2009
Cordelia Colby

Una bronca que se podría calificar "de pareja", en la que él arranca de las manos un teléfono móvil a Violeta, cierto forcejeo que no se podría definir con precisión ni exactitud excepto por los interesados, que conocen su historia, el tipo de relación y el rollito que les va.
Cuántos años de verdadero maltrato hemos padecido millones de mujeres, cuando aparecías en una comisaría y el policía se reía de tí, en tu propia cara, argumentando aquello del "débito conyugal" y archivando denuncias sin más.Había que presentarse con un ojo fuera y las tripas en la mano para que te hicieran caso.El macho ibérico vivía a sus anchas, cabeza de familia y rey de la casa. Ahora se les encarcela por no pagar la pensión compensatoria, cuando es incontable el número de familias monoparentales que han sacado adelante a los hijos, trabajando como bestias. Carácter retroactivo es lo que se debería aplicar. Hay mucho cabrón suelto que ha apalizado y violado a su esposa y posteriormente ex esposa. Eso también forma parte de nuestra lamentable memoria histórica. Hay muertas, taradas, enfermas, enajenadas, indigentes y hasta delicuentes que se han visto forzadas a robar para comer.
Maltrato físico, psicológico, violencia de género en un país que ha sobrevivido bajo el género idiota. Sometidas, cuestionadas, abandonadas.
No siento ningún efecto especial por Violeta Santander. La historia es puro marketing, se le ha dado cancha en lo referente a la violencia contra la mujer, como si de un juego se tratara, quítenme ahí esos videos, unas palabras sin llegar a las manos, descaro, desprecio y colocón. Pijo chulo encocado, chica guapa proletaria y una víctima casi mortal que quiso defenderla : Jesús Neira. Por muy poco le cuesta la vida. Y ella dale que dale, que no la estaban maltratando.Ahora, tras demasiados meses, una orden de alejamiento cuando probablemente ella suspira por tenerle cerca, muy cerca, alargando un enganche emocional muy lejos del amor, rozando la pasión loca, el sexo salvaje, la relación animal. Ha ganado más dinero del que soñó jamás poniendo en evidencia sus entrañas, contando una historia impúdica al tiempo que nos ha mostraba un parte médico que hablaba de depresión, medicaciones varias, ansiedades y pánicos. No ha tenido otra pena que la de su novio, ha hecho el más espantoso de los ridículos soltando un discurso increíble a todas luces. Ha perdido el norte, ha dado la cara mientras el milhombres se chuleaba en el talego de cómo se mata a alguien, guapito él, puesto, piscinero y con un punto macarra. Su familia tiene pasta, la de Violeta no. Y por si fuera poco apareció su padre, un tipo digno de estudio antropológico, con problemas de expresión y de dicción, pisando su propia lengua, cabreándose en público y apartando paparazzis a manotazo limpio. Violeta, hermosa como la flor de su nombre, se ha perdido buscando una razón que no existe.
Recomendamos



Adiós, adiós, bolero

Si Ángela Dobrowolski fuera Ángel, no habría entrado en la cárcel. Eso lo sabemos muchas, prácticamente casi todas.

La hiel más amarga del último baile
El acoso y derribo se ha convertido en una verdadera profesión mediática que no mide el daño causado ni la presunción de inocencia.
La pegaste, Maradona. Cómo la pegaste

"No me importa lo que hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía". Así se despacha uno de los fans Maradonianos.

Asquerosos

Dais asco afirmando que los inmigrantes viven de ayudas, ninguno trabaja y por su culpa los españoles carecen de prestaciones sociales: es mentira.

Nadiuska y la protección de sus datos

La reina del destape dicen que ya no recuerda. Su último papel fue en la serie "Tristeza de amor".

Escrito en la cara

Hoy se me ha ocurrido teclear su nombre en busca de un destino ignorado. Murió muy joven. Robo a mano armada, tenencia de armas, asesinato.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.