Fumando espero

Descendí del tren que me llevaba al ?puerto deseado?, cargaba mis valijas mis harapos y mi pequeña valija con mis escritos celosamente guardados. La travesía para encontrar a la mujer que ame en sueños como nunca ame a nadie, había sido complicada.

Opinión | 14 de octubre de 2009
Jose David Apel

Las horas de vuelo se habían hecho prolongadas y la llegada al aeropuerto había sido caótica, muchedumbre, amontonamiento, grandes cantidades de equipajes que iban y venían, me resultaba impensado estar en la península Ibérica, realmente, un viaje planeado en solo unos días, motivado y movilizado pura y exclusivamente por EL SENTIMIENTO MAS PROFUNDO QUE NUNCA EN MI VIDA HABIA SENTIDO.

Al llegar a la estación de trenes luego de haber transitado un prolongado recorrido, me encontré con un paisaje un tanto movilizado para mi tranquila vida en Montefiore? de las verdes alfalfas y los brotes de los trebolares blancos a la ciudad de concreto, asfixiante y ?concurridamente desolada?.

Tome mi valija, recorrí unos metros alejándome del andén y solo decidí sentarme a esperar en uno de los bancos que se encontraban a un lado de las columnas que sostenían el techo cristalino de la estación férrea.

Saque de mi bolsillo un cigarrillo, no había tenido la posibilidad de introducir en mi torrente sanguíneo una dosis de nicotina desde que había salido de Ezeiza. Respire por la boca el humo tranquilizador y una vez dentro de mis pulmones el efecto repercutió en un instante en mi cerebro, ya estaba mas tranquilo gracias al vicio que me acompañaba desde hacia diez años en mi vida. Es que concidero fehacientemente que soy un adicto por naturaleza, todos lo somos, todos los seres humanos tenemos una adicción en la cual canalizar parte de nuestra existencia, somos ?naturalmente adictos? siempre a algo. Si no es a una droga legal, lo es a una ilegal, si no es al trabajo, es al ocio, si no es a la comida es al continuo cuidado excesivo e idiotizante del cuerpo, siempre somos adictos pese como nos pese. Lo interesante y lo mas importante para dejar de ser adictos es encontrar el equilibrio perfecto en nuestro cuerpo y nuestra mente para alejarnos lo mas posible de las adicciones.


Cambiando de tema?yo por una concepción personal, que deviene en una fuerte convicción de que existen las drogas del bien y las drogas del mal, soy un férreo defensor del consumo y del auto cultivo sistemático de Marihuana, la planta del bien, la hierba de Jah. La marihuana? La planta que puso Dios en la tierra para que el hombre salve su propia alma y los pesares de los demás? Es que la ganjah nos sensibiliza el alma? La hierba sagrada cumple una función en el costado místico del ser humano que es imperantemente necesario para la curación del alma. Nos permite observar, sentir, desear, ver, el Dios interior, Jah, y para agregarle un valor agregado (valga la redundancia), nos imprime una expansión de conciencia sustantivamente significativa la cual nos lleva a tener una percepción de la realidad diferente, bueno, divina se podría decir, la que quiere Dios. Es que la Marihuana lleva nuestra mente al éxodo consecuente del pragmatismo en el cual nos vemos inmersos desde que nacemos. Nos saca de la ?MATRIX?. Y paso a explicarles que es esto de la ?pre configuracion hereditaria?. Nosotros como seres vivos nacemos sin conciencia, no sabemos discernir lo que esta bien de lo que esta mal, no distinguimos la presencia del Diablo o de Dios en nuestro interior hasta que no adquirimos el poder sublime de la conciencia humana, allí por la primera década de vida, y la mitad de la segunda en donde se ve manifiesta la necesidad del propio ser de encontrarle un sentido a su vida. Con esto no quiero decir que un niño de tan solo diez años comience a replantearse sobre la fehaciente existencia de un Dios interior, o? cual es su verdadera misión en esta tierra. Pero? ya tienen impuesto el preconcepto de la creencia en un Dios superior y Todopoderoso que habite en los cielos (por supuesto, en caso de que sus progenitores hayan tenido también una formación monoteísta. Caso contrario de ser ateos los padres, y de enviar a su pequeño hijo a una escuela de corrientes laicas, seguramente el niño para ese momento no creerá absolutamente en NADA). Entonces? para simplificar la teoría de la ?pre configuracion hereditaria? (siempre relacionada esta pre configuracion con la creencia de un Dios, o varios? cada loco con su tema, cada uno cree lo que cree y, como diría, la mujer que amo, ?¿quien soy yo para juzgarlos??). Los niños nacen con la creencia que le imprimen sus padres y su entorno. Luego, llegado el momento de discernimiento y de replanteo sobre las cuestiones existenciales de su propia vida y de las que lo rodean comienza el pequeño, ya no tan pequeño, porque tiene las bolas grandes y pesa mas de sesenta kilos, conoce a un amigo, que es amigo de otro amigo que conoció jugando un partido de fútbol, en una canchita pequeña de algún lugar extraño, a plena luz del día, le dice: ?¡Flaco!, ¡he! ¡Vo?! si!, a vos te hablo, mírame? ¿probaste alguna vez la marihuana??, el adolescente de ?buena formación familiar?, en donde siempre se le impuso que la ganjah era una droga que te mataba, y que te llevaba lentamente a la perdición, o sea, los padres le decían al hijo en las cenas familiares: ?Hijo querido, estudia, seguí los pasos de nuestros grandes patriarcas y lleva a cabo una vida sana, libre de toda la perdición de las drogas terribles, macabras, espantosas, que te llevaran sin lugar a dudas a un camino sinuoso y de miseria, terminaras en la calle perdido, sin retorno, y nosotros, bueno, nosotros vamos a ayudarte, porque si vos te metes, por ejemplo, es solo un ejemplo con esto no quiero decir que vos vas a entrar en ese mundo ¿no es verdad hijo?, pero bueno, si vos por ejemplo entras en la Marihuana? no se, yo comenzaría a pensar en enviarte a un centro de rehabilitación, internarte, en una escuela granja que te hagan trabajar, que trabajes duro, como debe ser, ¡siempre!, ¡trabaja duro! ¡Para ganar mucho dinero!, porque el dinero mueve al mundo, y el mundo se salva con los billetitos, y? ¡los billetitos compran casas!, ¡y autos!, ¡y grandes lujos que vas a poder disfrutar toda tu vida! ¿Me entendes hijo?, mi mayor deseo, es que seas un ¡¡¡IMPERIALISTA!!!...?


En fin... Padres babilónicos, hubo, hay y habrá hasta? bue? solo Jah lo sabe, hay que esperar que se de curso al desarrollo cíclico y que avance a paso firme todos aquellos que estamos en el camino de rectitud.


Bien, el joven le dice al amigo de un amigo que se encontró jugando al fútbol en una canchita perdida: ?No, no probé nunca, pero eso te mata? me dijo mi papa, que mi papa, sabe mucho de eso porque cuando era joven como yo, todos sus amigos fumaban marihuana y el no fumaba porque el hacia mucha pastita para poder crecer económicamente?. El amigo del amigo, lo mira y le dice: ?¿Pero vos sos pelotudo?, escuchame una cosita? yo fumo marihuana desde que tengo conciencia, y eso, me ayudo encontrarme a mi mismo, esta bien, hay que pasar todos los periodos de la ganjah para después llegar a la iluminación interior, pero no te quiero enrollar mas con todo esto, ¿Por qué no la probas, y después me contas??.


El joven, dubitativo, acepta una pitada del reluciente porrito que se había armado justamente, Armando, el amigo del amigo.

Luego de darle la primer seca al cigarro de marihuana, el joven, comenzó a sentirse placidamente relajado, y tranquilo. Lejos habían quedado las regañas de su padre sobre la prohibición de consumir la hierba sagrada. Comenzaron el ?carioca? el porrin se empezó a traspasar de mano en mano y de boca en boca y así fueron haciendo la ronda los cinco amigos que estaban previamente disfrutando de un día al aire libre en una canchita de fútbol perdida.


El joven, hijo de padre babilónico, se pego un viaje que le quedo para toda la vida. Veía como un pequeño diablito daba vueltas hasta quedar exhausto alrededor del planeta tierra y corría, corría, corría como loco, luego, aparecía él vestido de Rambo con su bincha roja en la cien, en cuero, y unos pantalones negros sintéticos adheridos a sus extremidades inferiores y con un bate de béisbol pesado le asentó un golpe que lo dejo al diablillo mirando los pajaritos que sobrevolaban el cielo.


Luego del trayecto de su travesía delirante el joven comenzó a aterrizar hacia el planeta tierra y se dio cuenta de que en verdad, la marihuana le daba la posibilidad de que el luchase contra el diablo que se quería apropiar del mundo. Le dijo a Armando: ?Armandito, porque no me das un par de porritos y yo me los fumo tranquilo y medito y busco la solución para mi problema existencial?. Armando sin ningún tipo de problemas paso a ser quien le proveería de la planta sagrada ya que el cultivaba cannabis y tenia una importante cosecha de cogollos esplendidos y naturales.


Hasta este momento decidí reservar en el anonimato el nombre del joven que había observado a aquel diablillo en su viaje, pero recién me comunica que no hay ningún inconveniente de que de a conocer su identidad, pero yo, para no comprometer a un amigo, pasare a llamarlo Juancho.


Juancho comenzó a fumar asiduamente marihuana, de apoco, sin desesperarse empezó a descubrir que en realidad no solo existía un Dios creador de la vida en el universo? sino que también, existía un Dios interior, que habitaba en los confines del alma y que era hacedor del comportamiento humano, claro, interconectado directamente con la conciencia del individuo. O sea, que a mayor nivel de conciencia, mayor poderío de Dios en el interior del ser humano. Aquí radica el grave flagelo de la humanidad.

Si todo el mundo cultivase conciencia mediante la meditación y la intra conexión con el Dios interior que absolutamente todos llevamos dentro, convertiríamos a este mundo en un mundo mejor, en un mundo más equitativo, en un mundo más igual, en un mundo más unitario. Pero no es así? porque los políticos corruptos y con ambiciones de poder desmedida, consumen grandes líneas blancas de la cocaína mas pura que existe en este planeta, y las mas cara, claro? se visten de traje, pelo arregladito, no usan aros, alguno son gays pero se esconden en el placar, son padres ejemplares, grandes economistas, poderosos empresarios, abogados de grandes renombres, pero? consumen la cocucha? y si? la cocaína les da la posibilidad de descubrir que tienen el Dios interior, eso es verdad, pero por otro lado? les rompe la conciencia, les quema la cabeza, los desvía hacia el mal, y ese poderío del Dios interior que todos llevamos dentro, comienza a alejarse, porque Dios, es bueno pero no pelotudo? O sea? si vos actuas mal, el posiblemente comience a abandonarte y te deje a la deriva con tu diablillo interno el cual, no mataste con ese bate de béisbol?

¿Se entiende?, ¿me explico?, La cocaína es la droga del mal, la droga del imperio, contra la que hay que luchar sistemáticamente?

 

Disculpen? Voy a apagar el cigarrillo porque esto de estar sentado esperando a que venga la mujer que ame durante tanto tiempo y que no aparezca me esta dando por las pelotas, así que mejor apago el cigarrillo porque ya me estoy quemando los deditos, y me enciendo otro cigarrillo para aguantar la espera, ¡pero puede ser!, me dijo que iba a venir puntualmente al horario en el que arribaba el tren a la estación? Bueno, no pensemos trágicamente, ni tengamos pensamientos negativos, seguramente, salio de su casa, no se fijo que el tanque de gasolina estaba prácticamente vacío, ya marcando la reserva, y a mitad de camino entre Torremolinos y Málaga, se quedo en el medio de la Autovia, y debe haber una cola de ochocientos setenta y cinco autos tocándole bocina porque obstruye la libre circulación de los automóviles y puteandola un poco para que tome conciencia, justamente, de que debe cargarle combustible al auto antes de salir y emprender un viaje de quince kilómetros?


Me enciendo el próximo cigarrillo, si no aparece hasta que lo termine, agarro mi valija, mi maletín con mis escritos, y me tomo un autobús, hasta Torremolinos, ahí me voy a un hostel, porque el departamento que me alquilo no se donde queda y no tengo la llave, así que me instalo en hostel, tranquilo, me miro un partidito de fútbol, me fumo otro cigarrillo en el hostel y me duermo, si mañana aparece, todo bien, si no aparece, la llamo por teléfono, si me contesta, mejor, si no me contesta, voy hasta su casa, le tiro una carta por debajo de la puerta que diga? ?Para mi Reina de la muerte? como le había prometido, no lo voy a hacer claro, pero? si tubo el tupé de no venir a recibirme a la estación de trenes, yo tengo la vía libre para mandarle una carta por debajo de la puerta.


Es que la amo tanto? no saben ustedes cuanto la amo? ¡y eso que no nos vimos he!, si, parece loco, pero no lo es, es así, hay muchas cosas que me acercan a ella, en principio, no me regañaría sobre la elección de mi camino de vida que decidí emprender, porque ella sustancialmente lleva adelante el mismo camino.

Miren? Les voy a ser sincero? yo quiero que sea la mujer de mi vida, pero bueno, no se, ella no se que va a decidir? ustedes vieron como son este tipo de cosas, hablando entre hombre ¿no?, la mujer decide, en todos los aspectos, vamos!, nosotros nos queremos hacer los machos y los dominantes, y que nosotros mandamos en todos aspectos de la vida, pero en definitiva es la mujer la que decide si esta noche hay fiesta, si va o no a cocinar en el día, si tengo que llevar los chicos yo a la escuela, después nosotros, hacemos lo que queremos verdad?, bue?, tanto como lo que queremos no? porque si a ustedes les tocaría una leonina como la mujer que amo, que bueno, les voy a contar que se llama Noemí, si, Noe para mi, ¿yo la tuteo vieron?, porque me parece una forma menos chocante que llamarla Noemí, y para colmo el acento en la í que no me gusta, pero sino, seria Noémi y ahí ya no queda tan bien. Pero bueno, no quiero ponerme a discutir en cuestiones semánticas ¡por favor!, estamos para otra cosa, y a mí ya se me esta terminando el segundo cigarrillo consecutivo que me fumo para esperarla a NOEMÍ, y Noemí que no llega?

Le voy a dar la ultima pitada, me voy a parar, y voy a mirar a mi alrededor, si está, le parto la boca de un beso, si no está, la llamo por teléfono y le digo: ?Mujer!, flor de plantón me dejaste acá en medio de una muchedumbre de gente con los equipajes y todas las cosas esperándote y vos no venias, pero por lo menos, me sirvió para escribir algo, que te lo voy a mostrar cuando te vea, te amo igual aunque me dejaste plantado en la estación de trenes, pero te voy a ser sincero, esta actitud de tu parte me rompió soberanamente las pelotas!!!?.


Me voy a levantar, permítanme? ¡Gente!, me parece que esta allá lejos, la veo, pero escúchenme una cosa, por lo que estoy observando paso los ciento catorce kilos que habíamos convenido? bue? no importa, yo la amo por lo que es, así que vamos, adelante Josecito que te queda un mes y unos días para disfrutar la mujer que amaste y que amas como no vas a amar por el resto de tu vida, tu Reina, tu Empress, la mujer que ilumino tu alma.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.