El ayer ya no existe

Si no volviera a encontrar la claridad del día
dentro del laberinto de la vida
y ni los brotes tiernos en la primavera
reventaran en busca de alegría,
yo...
yo me marchitaría.

Opinión | 28 de agosto de 2009
Gloria Mateo

Y quedarían secas mis entrañas
y sería sarmiento sin ternura,
espina de la aliaga,
corazón de cemento
y romero sin luna.

Pero los duendecillos en mi almohada
me dicen ?buenos días?
y salto de la cama a ritmo de una salsa,
moviendo mis caderas,
sonriendo de dicha.

El ayer ya no existe,
se marchó con la bruma.
Recomendamos



Adiós, adiós, bolero

Si Ángela Dobrowolski fuera Ángel, no habría entrado en la cárcel. Eso lo sabemos muchas, prácticamente casi todas.

La hiel más amarga del último baile
El acoso y derribo se ha convertido en una verdadera profesión mediática que no mide el daño causado ni la presunción de inocencia.
La pegaste, Maradona. Cómo la pegaste

"No me importa lo que hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía". Así se despacha uno de los fans Maradonianos.

Asquerosos

Dais asco afirmando que los inmigrantes viven de ayudas, ninguno trabaja y por su culpa los españoles carecen de prestaciones sociales: es mentira.

Nadiuska y la protección de sus datos

La reina del destape dicen que ya no recuerda. Su último papel fue en la serie "Tristeza de amor".

Escrito en la cara

Hoy se me ha ocurrido teclear su nombre en busca de un destino ignorado. Murió muy joven. Robo a mano armada, tenencia de armas, asesinato.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.