¡Que viene el hombre con piel de lobo!

¡Que viene el hombre con piel de lobo!

En la comarca de Valdejalón se montan guardias nocturnas. Los ganaderos se han agrupado en patrullas para vigilar sus ganaderías, sus herramientas, utensilios varios e, incluso, los equipos informáticos.

Opinión | 23 de mayo de 2009
Gloria Mateo

Los nuevos "lobos" últimamente no sólo buscan la nocturnidad para coger desprevenido al ganado, sino que también son expertos en tecnologías avanzadas. Se las saben todas: saltan verjas, lanzan al ganado desde las alturas dejando rastro de su botín y, de paso, también se llevan mangueras con las que poder ducharse. Se han vuelto muy limpios. Ahora ya no se lamen, quizá se relamen más de la cuenta. Sin percibir que están quitándose sus propias defensas naturales. Siguen cursos de internet y puede que hasta estén aprendiendo a instalar cámaras de seguridad en sus propios cuerpos enfocadas hacia el enemigo por ver si pueden llevar adelante sus andanzas y que no los coja desprevenidos.

Estamos ante el mundo al revés. Y no es un cuento. Se está dando en estos días en la comarca antes aludida, aunque creo que tampoco es la única afectada en Aragón.

No sé cómo de curtida tendrán la piel estos ?hombres-lobos?. No sé si estarán escuálidos porque no tienen con qué comer (en cuyo caso se limitarían a robar sólo a los pobres animales. O tal vez no...). Pero la realidad es que están esquilmando granjas y soliviantando a los ganaderos que bastón en ristre montan guardia, como en los tiempos de la mili. Salvo que aquí no sé si podrán gritar eso de: ¡Alto! ¿Quién vive?

Al lobo animal, se le ponían cercos y lo capturaban en la mayor parte de las ocasiones. A los depredadores humanos no hay quien los detenga. Al menos eso parece. Aprovechan la noche. ¿Para conseguir qué? ¿Solucionar la forma en que les está afectando la crisis porque están paro? ¿Aprovechándose de los malos tiempos de todos para el saqueo de las miserias que quedan, como ocurre en algunos desastres catastróficos?

¿Nos está afectando tanto la situación que padecemos que comenzamos a transformarnos y sólo nos funciona nuestro cerebro primitivo? No, no lo creo. No hemos aprendido bien las lecciones que nos dan los animales.

Quizá los ganaderos tengan que contratar a una manada de lobos para que con sus aullidos en la noche devuelvan a sus escondites a los ?hombres con piel de lobo?. Habrá que buscar más noches de luna llena para localizarlos y convencerles de que lo que se llevan pertenece a gente que trabaja duro para ganarse el jornal.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.