El otro lado.-

Pertenezco al otro lado y no sé si podría vivir en este. Provengo de la oscuridad, de la alerta, de los que nunca duermen, de los que sufren humillaciones, de los que padecen hambre, de los despreciados, de los que sienten frío en las noches de invierno. Un frío intenso, agudo, penetrante, que corroe los huesos, que se hace eterno, que ya nunca desaparece.

Opinión | 23 de mayo de 2009
Delach.-

Soy de un mundo que tu no has mirado mas que desde la puerta, parándote en el umbral. Un mundo en el que se agrede, se ataca, se hiere por cosas que tu ni siquiera puedes imaginar: Un cartón para cubrirse, una esquina para pedir, un sitio que te permita estirar el cuerpo sin estar al intemperie, una moneda, un resto de vino.... Un mundo en el que pierdes el pudor, el decoro, la decencia..... Un mundo con un solo objetivo: sobrevivir un día más.

Nadie, nunca, me trató como a un ser humano. Nunca, nadie, de interesó por mí.Solo tu lo has hecho hoy y aún no puedo creerlo.

Y yo solo puedo abrirte mi corazón, pero no se si podré responderte, si no estaré ya definitivamente contaminada, perdida sin remisión. ¿Sabes? Siento un infinito cansancio, una laxitud que me invade completamente y si tuviera que pedir un deseo sería este: Morir ahora. Sintiendo que me conforta tu mirada, con una de tus manos apretando la mía. Ya no quiero seguir.....Presiento que es la única oportunidad de morir con una dignidad con la que no he vivido....

Delach.-

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.