Desde Madrid con retraso

«Me niego a vivir en una sociedad en la que yo tenga que aceptar que hay personas que van a rebuscar en la basura para comer». ?se multa a los que perturban los derechos de la mayoría?? Frases de la concejala Ana Botella, frente a la nueva ley de multar con 750 euros, rebuscar en la basura o tirar una colilla.

Opinión | 26 de marzo de 2009


 

???????????????

Yo también me niego a vivir en una sociedad que tenga que rebuscar comida en la basura. Me niego por dos cosas;

a) Porque hay gente que es capaz de tirar comida

Pocas personas nos hemos planteado nunca que con la comida que tiramos hubiéramos salvado la vida de alguien, pero?¿qué cosa es la vida de alguien que no conocemos?. Una vida desconocida se queda en una palabra que?si se sigue repitiendo; vida, vida, vida, vi,davidavidavida??. apenas si tiene valor y hasta la palabra deja de tener significado.

Una vida, a mí se me antoja una oportunidad única de soñar. Es corta en el tiempo, pero inmensamente importante. Tremendamente inhumano me parece que una vida no pueda vivir su sueño por falta de productos que se tiran a la basura en otras partes del planeta. Ya no hay excusa; todos sabemos de todos.

Gastamos vidas como quien gasta trapos y con el mismo desaire nos desasimos de ellas.

A veces se mueve algo interiormente cuando vemos la cara de un niño famélico, pero es cuestión de segundos?tan acostumbrados estamos.

Que seamos capaces de tirar comida, es algo así como una eutanasia pasiva para los que mueren de hambre.

b) Porque hay gente que no tiene trabajo para comer

Si es vergonzoso que en el siglo XXI haya gente que rebusque en los contenedores, pero todavía es más vergonzoso que estemos viviendo una situación de paro como la que estamos viviendo y esa situación no nace de la noche a la mañana. Es responsabilidad de todos los políticos y aunque los derechos de la mayoría son ocuparse de si mismo, hay ocasiones en el tiempo que demandan ocuparse de los derechos de unos pocos.

Imagino que la señora concejala, le dará trabajo al hambriento que busque en un contenedor, para pagar la multa.

Hay gente viviendo de los contenedores; cogen muebles y los restauran; el colchón que necesitan; la puerta que se les ha roto; las barras de pan que evitarán el hambre en momentos determinados?No creo que el tema sea la multa, sino un lugar donde se puedan coger-alejados de la ciudad-los restos que otras personas ya no necesitan, porque? me surge otra pregunta:

Todo el material reciclado tal como, papel y vidrios, eso?¿quién lo recicla; a quién se le vende y quién lo cobra?. Cuando compro papel reciclado, no es gratis. Esta es una pregunta que siempre me he hecho y quizá la respuesta la sepa todo el mundo, pero yo no.

Estoy de acuerdo con la concejala en el planteamiento inicial, pero no estoy de acuerdo en que el tiempo de estas cosas sea ahora, viendo lo que veo?aunque lo de la colilla se puede hacer.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.