Cosas de "hombres"

Cosas de

No. No estamos en el mismo barco ni remamos en la misma dirección.

Opinión | 30 de junio de 2022
Consuelo G. del Cid Guerra

Cuidado con esa derecha casposa y acuciante que se une a una causa determinada: ni es común, ni se sostiene su hilo conductor, que acabará ahorcando toda razón.

La retirada de tutelas injustificada, tanto en manos de la administración pública como en el caso de arrancamientos judiciales, marca de forma rotunda la postura del machista. Los grupos negacionistas que tienden la mano y andan captando adeptos sin información alguna, suponen un peligro importante.

  • Ellos, los que niegan la violencia vicaria, porque la ejercen como nadie.
  • Ellos, que tachan a las madres de "alienadoras".
  • Ellos, los que afirman que todas las denuncias de violencia de género son falsas.
  • Ellos, que se presentan como salvapatrias en nombre de su dios, la patria y el rey.
  • Ellos, que nos llaman "feminazis".
  • Ellos, los defensores a ultranza de la custodia compartida para no pagar pensiones.
  • Ellos, que tienen el cuajo de afirmar que la víctima de la manada "disfrutó con la orgía".

Yo no te creo, macho. Ni a ti ni a ninguno de los congregados en esa sopa de sobre cuyas sillas de plástico marcan distancia para salir en la foto cual grupo aparente.

Tampoco los soporto, pero estoy al loro de todo lo que hacen en busca de una unión conveniente que destroza cualquier causa.

Uno de ellos me dijo que los hombres nos matan porque las mujeres provocamos, que los sacamos de quicio y no les queda otra que soltar un par de bofetadas. Que se les va la mano y luego pasa lo que pasa.

Los pervertidos inocentes, puteros, amantes por excelencia de la prostitución, puesto que la consumen desde que su mundo es mundo. Los de la bandera de España como único estandarte, en busca de políticos afines que un día les recibió entre prisas para cantar cara al sol.

Los de la buscada imagen y la reseña patética en publicaciones afines que sólo leen ellos. Los que no quieren "rojos", pues su peste bubónica contagia mil veces más que el COVID.

Los agregados jurídicos, sedientos de bronca burócrata y dispuestos a denunciar al lucero del alba a cambio de millonarias indemnizaciones jamás conseguidas. Los que no pueden prometer pero juran por lo más sagrado que te elevarán a la cumbre, en busca de ese porvenir del horizonte que no se divisa ni en el más psicodélico espejismo.

Lo vuestro es "cosa de hombres". Y para que así conste, queda firmado en el lugar y fecha señalados.


Comentarios
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.