Al final, ¿SERÁ EL VERTEDERO?

Parece mentira que después de más de un mes aún cuatro chavales tengan en jaque a la policía, a una familia e incluso a una ciudad cambiando de declaración según les va conviniendo, ¿no sería más beneficioso para la justicia que estos niñatos en vez de estar en la cárcel estuvieran a pié de vertedero viendo y oliendo como operarios que nada tienen que ver con lo que han hecho aguantan el olor nauseabundo de revolver basura?

Opinión | 23 de marzo de 2009
Carmen Melirene

Creo que sería un principio que los criminales empezaran a saber como son las labores que hacen posible que se pueda encontrar una aguja en un pajar, porque sinceramente no creo que aparezca Marta ni siquiera ahí pero a lo mejor si aguantaran ellos el tipo allí las mismas horas que la policia tiene que estar se les refrescaba la memoria e incluso decian la verdad para no tener que perder las bilis en ese sitio.

Espero que el ejemplo de la pulcritud de las investigaciones policiales dándoles crédito a estos indeseables sirva para que por lo menos aparezca el cuerpo de Marta porque mucho me temo que sus padres se queden sin sitio donde irle a llorar.

El abogado ya se ha cansado de los cambios de opinión de su representado y ha terminado por dejarlo, ahora le toca a la nueva abogada intentar sacarle la verdad a base de no se qué fórmula porque es increible que engañen a todos los expertos y no pase nada, el pagar el precio de lo que ha costado la investigación en el rio guadalquivir no creo que a ellos les quite el sueño, más que nada porque no tendran como hacerlo y al final lo pagaremos los ciudadanos que encima tenemos que convivir con estos personajes que supongo que por carencias afectivas, por deformación a causa de las drogas o por lo que sabe dios han destrozado la vida de una chiquilla que estaba en el sitio equivocado a la hora y dia que no hacía falta.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.