Publicidad
Publicidad
Arrancamientos judiciales
Opinión - 11 de septiembre de 2018
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

El maltrato institucional en los llamados "arracancamientos judiciales" alcanza tales niveles de crueldad e indefensión como de injusticia. Cuando una mujer maltratada denuncia, será cuestionada al respecto hasta límites inimaginables, y se aplica el SAP (síndrome de alienación parental) a modo de catecismo,puesto que no es ley.

Gardner, su creador, un sujeto que defendía la pedofilia, creó la trampa criminal contra las mujeres. Las odiaba tanto como se le detesta a él, pese a estar muerto. No importa la forma en que falleció, unos dicen que fue asesinado en la cárcel y otros que se suicidó. A saber. La realidad no es otra que en el caso de maltrato y abusos sexuales, se somete a las madres a una tortura psíquica que pondrá en duda su testimonio, su denuncia, su vida y todo su ser, para acabar en un juzgado viéndose obligada a entregar a sus hijos al maltratador, quien -encantado de su vida y sus delitos-, se quedará con la custodia del mismo.

-Será nuestro secreto.

-Desnúdate.

-No se lo digas a mamá.

-Abre las piernas.

Los niños no son escuchados, no importa lo que puedan decir, puesto que cualquier psicólog@ le machacará a preguntas incisivas partiendo de la base de que está manipulado por su madre, quien ejerce una supuesta "venganza personal contra el progenitor".

Por otro lado, los grupos machistas, muy alterados y unidos ellos, tachan de feminazis a cualquier mujer que se defienda y denuncie: todo es "falso".

Ellos son las víctimas, siempre, pese a molerlas a palos cuando se les antoja o abusar sexualmente de sus propios hijos. La custodia compartida impuesta no es más que una diana para no pagar pensiones, nos repartimos los hijos, papá pone verde a mamá, no cuida de la criatura, que aparece en el punto de encuentro con piojos, ojeras, lloroso y desesperado. Esos puntos de desencuentro oficiales en cuyas visitas no se puede actuar libremente, puesto que están supervisadas.

-No le digas que volverá contigo porque no es verdad.

-No le des tantos besos.

-Esa pregunta no procede.

-No puedes hacer fotos.

Un abusador sexual puede ser cualquiera, no existe perfil determinado. De clase media, alta, baja o marginal. Licenciado, graduado,diplomado, indigente intelectual o analfabeto funcional. No importa.

Un maltratador también puede ser cualquiera, incluso aquel que jamás pensaste, el que finalmente asesinó a tu mejor amiga una mañana para después suicidarse, creyendo así que su condena no sería otra que la del purgatorio: Que se vayan al infierno. Todos.

Vamos a muerta diaria mientras los machitos largan que a ellos también les matan, y que son maltratados en la misma medida. Se inventan cifras astronómicas sacadas de la manga como estadística irreal colgando disparates en las redes sociales, creando asociaciones y otros espacios en busca de una gloria financiada o bien pidiendo dinero descaradamente a modo de "donación".

Los denunciados ocultan sus propias denuncias en caso de no ser condenados, y cuando por cualquier razón aparecen o se sabe, argumentan que son "falsas". Las condenas también son tan ocultadas como obviadas, mientras los niños son literalmente arrancados de los brazos de sus madres en los juzgados.

Esta es la realidad. Que nadie se llame a engaño disfrazando el asunto con argumentos insostenibles. Obviamente no son todos, pero sí demasiados. Armados hasta los dientes, gritando como posesos, mintiendo como bellacos y alterando la realidad. Pagando abogad@s expertos en machacar mujeres maltratadas, no importa: es su "cliente".

Están destrozando vidas, siendo asistidos oficialmente. Todos son inocentes, dicen. No. Los más grandes inocentes de semejante aberración, son los niños, que lloran, enferman y llaman a su madre. Pero mamá no está porque un juez así lo decidió, dando la razón a un maltratador. Y -con suerte- si mamá "se porta bien", podrá ver a su hijo una hora a la semana, pero como levante la voz, se queje, presente escritos o haga huelgas de hambre, se quedará sin visitas.

Ni una sola madre más sin sus hijos. Basta. Pero sé con absoluta certeza, que mientras escribo esto, alguno de esos maltratadores criminales habrá matado de nuevo.

Ayer: Asturias: Mata a su mujer y después se suicida. Tres detenidos por violencia contra la mujer en Zaragoza. Cuatro detenidos este fin de semana por violencia contra la mujer.