Las zancadas del caído

Las zancadas del caído

Frankenstein vive. Se hizo en las entretelas de tele5 a golpe de talón-ario, con el cerebro recién cosido y sostenido en la nuca. Esparadrapo negro tipo respete su turno y que pase el siguiente

Opinión | 13 de noviembre de 2015
Consuelo G. del Cid Guerra

Con grapas en las orejas, bultos-cráter en cada pómulo y la boca perdida en la noche de su tiempo. Mezclando el acoso laboral con Borges, los culos con las témporas y un discurso psiquiátrico al borde del ingreso , aunque le hayan dado el alta en otras partes. Por su otro lado -esta semana- la todavía no esposa legal vigente asimismo recauchutada, ha mostrado su cómoda casa de 600 metros al tiempo que se inmolaba sustituyendo a ese cónyuge con el que sueña a ratos en el espacio mortal, psicodélico y soez de la pequeña pantalla que nos deleitó con tamaña intensidad. El gemelo estirado, después de tantos años, al fin lo ha conseguido: Ya no se parece en nada a su hermano. Lo que le habrá costado (si es que lo paga) puesto que Hacienda le embarga, aunque con el orgullo del pijo.

 

Lloró un poquito -lo justo- para despedirse -supuestamente- de sus compañeros. Pidió un perdón insulso a modo de arrepentío y casi parece un cura. Todos contra su fuego, contra el otrora jefe del mal que predicó su bien mal entendido y no se cortó una grapa en soltar que había donado a una pobre chiquilla laboralmente acosada el pastón que cobraba por presentarse recién salido de esos talleres lúdicos para ricos. Sorprendentes sus declaraciones femeninas -según Frank, las guapas son para los millonarios, y Lady Doble K le hace un favor permaneciendo a su lado por amor ya que no tiene posibles suficientes para estar a su altura. Quizás por eso se opera. Salieron unos cuernos que no se sabe adónde van -si es que vienen- en el nudo mediático, la flor de su secreto, despojada de honor, también llorosa, al tiempo que las demandas se cruzan contra la de San Blas. No se hizo el milagro. Frank dice que se va, que se aleja de los asesinos de los ruiseñores, para entrar en otras lindes que aún se desconocen.

Yo, visto lo visto, no me opero. Estoy incluso por dejarme las canas para no engañar a nadie.

 

Recomendamos



La pegaste, Maradona. Cómo la pegaste

"No me importa lo que hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía". Así se despacha uno de los fans Maradonianos.

Asquerosos

Dais asco afirmando que los inmigrantes viven de ayudas, ninguno trabaja y por su culpa los españoles carecen de prestaciones sociales: es mentira.

Nadiuska y la protección de sus datos

La reina del destape dicen que ya no recuerda. Su último papel fue en la serie "Tristeza de amor".

Escrito en la cara

Hoy se me ha ocurrido teclear su nombre en busca de un destino ignorado. Murió muy joven. Robo a mano armada, tenencia de armas, asesinato.

Mainat merdé

Josep María Mainat: por el amor de una mujer, han dado todo cuanto fue, lo más hermoso de su vida.

Me lo dijo Pérez

Vox ha hecho bueno al Partido Popular, que ahora se nos antoja un mal menor sin fuerza propia. Quién nos lo iba a decir.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.