De pollos y borricos

La que ha liado el pollito. Mientras los últimos estertores del poder actual se hacen el boca a boca, existe un resto apostado en busca del hueco que les permita medrar. Aquí cabe todo cristo, sea quien sea, sepa o no sepa, esté o no sobrada.Mente preparado, mermado o cultivado.

Opinión | 26 de enero de 2015
Consuelo G. del Cid Guerra

De una hostia no sagrada se planta el resentido buscando unas cuantas copas que final.Mente les va a dar lo mismo que sean alcohólicas o trofeos de caza. Matarán de cualquier forma sus conflictos internos, todas sus frustraciones, la gran necedad de ser admirado desde el vómito celestial de tanto tibio, y un nuevo gran imperio de catetos tocará pandereta no solo en Navidades. La vida será su fiesta y muy vaga.Mente puede que recuerden ese derecho al olvido que no sirvió de nada. Yo les veo llegar, ir y venir, en un cuadro dantesco al más puro estilo Botejara, con pasado borrico, tinaja de barro artesano y pesebre de plástico, firmando con una cruz tras haber pasado por el trullo con la correspondiente huella dactilar que ya ha tocado ese piano, por aquello del error y la necesidád, el fallo, mire usté. Son los que jamás temblaron con el bolero pero les gusta Sabina por eso del rollito calle, identificados con la barba guarra otrora moderna y más allá miserable. Era Moda de España cuando España iba bien, pasado efímero que les otorgó un piso de protección oficial, la nómina aspirada y un carguillo vacante que les hizo importantes. No va más. La ruleta no gira, los cachorros se calientan como los malvados toros y el peor matador. De profesión pollitos, piando la lentejuela, la lenteja, el carmín, al sapo cancionero y su más cabrón padre desconocido.

PD. Busquen la referencia en cualquier código de barras.

Recomendamos



Adiós, adiós, bolero

Si Ángela Dobrowolski fuera Ángel, no habría entrado en la cárcel. Eso lo sabemos muchas, prácticamente casi todas.

La hiel más amarga del último baile
El acoso y derribo se ha convertido en una verdadera profesión mediática que no mide el daño causado ni la presunción de inocencia.
La pegaste, Maradona. Cómo la pegaste

"No me importa lo que hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía". Así se despacha uno de los fans Maradonianos.

Asquerosos

Dais asco afirmando que los inmigrantes viven de ayudas, ninguno trabaja y por su culpa los españoles carecen de prestaciones sociales: es mentira.

Nadiuska y la protección de sus datos

La reina del destape dicen que ya no recuerda. Su último papel fue en la serie "Tristeza de amor".

Escrito en la cara

Hoy se me ha ocurrido teclear su nombre en busca de un destino ignorado. Murió muy joven. Robo a mano armada, tenencia de armas, asesinato.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.