De los call centers, embarazadas y las memorias de la traición

Llevo ya un par de años con un libro de cajón al que puse título antes de escribir la primera línea: Memorias de la Traición. Traición, sí, con mayúsculas. Es un libro sobre el mundo empresarial, concretamente sobre el sector del marketing telefónico, al que entregué casi venticinco años de mi vida, como empresaria y trabajadora. He visto desfilar personajes y personajillos, vendidos al mejor postor. He presenciado cómo se venden determinados puestos de estructura en busca de un puesto como mando intermedio. Hoy leo enormes titulares que informan sobre QUALITEL, ganador del concurso público : Atención telefónica a mujeres maltradadas para una empresa que despide embarazadas. No es la única. Me atrevería a decir que son casi todas.

Opinión | 06 de marzo de 2014
Consuelo G. del Cid Guerra

La Delegación del Gobierno se niega a manifestar si se abrió o no investigación sobre QUALITEL. Su oferta, la más cara, aunque ?palabras textuales- la económicamente más ventajosa, y ahí le han dao : Siempre juegan con ventaja, por ser grandes, por su filosofía de reclutamiento y por su manada laboral viene y va en forma de contratos mierda. Hoy tienes trabajo, mañana no lo sabré ni yo. Depende de la campaña, de tu cara bonita, de si estás o no embarazada.No retrocederé muy lejos, puede que haga menos de diez años. Una teleoperadora embarazada se encontraba de baja, pero su parte médico decía enfermedad común. Escuché a Forrest Gump ?yo le llamaba así por la coincidencia de sus iniciales y porque nunca un tonto llegó tan lejos- le escuché decir a Forrest: Esta a la puta calle. Y nadie dijo esta boca es mía, excepto yo. Nadie. Entré en su despacho acristalado a portazo limpio, le solté el nombre de la bicha, de desalmado a cabrón, y me miró, impertérrito, consciente de contar con el silencio sepulcral de toda la plataforma. Sólo gritaba yo. Sólo protesté yo ante un hecho repugnantemente injusto. Ahora, pasado el tiempo , todos están en el paro y colocan en redes sociales grandes frases lapidarias sobre la bondad, amistades varias, el origen de la luz y cuatro citas silvestres enmarcadas en una filosofía de barro que no se sostiene ni con cola de impacto : Habéis pasado de largo, de todo, y habéis sido la pieza fundamental de una explotación sin fin. Los grandes dignos de lo indigno.

Por tanto, a nadie debería sorprender que se asigne la campaña del año a una empresa que despide embarazadas. A mí no me sorprende, forma parte del sector, de ese sector en el que las supervisoras no permiten ir al lavabo libremente, de la famosa obra y servicio, de selecciones de personal por completo impersonales, cercanas a lo inhumano y donde la circuntancia personal jamás se contempla.

Me arrepiento, sin embargo, de haber llamado a un sujeto Forrest Gump. Porque Forrest era un buen tipo, y ése no. Pero de nada más.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.