Relaxing... please

Tengo que darte las gracias Ana. Gracias por hacerme reír desatadamente en esta época en la que durante tanto tiempo los políticos nos estáis haciendo llorar. Realmente ha sido divertido, jocoso y hasta diría que entrañable. Ninguna botella, exceptuando la del cava de Fin de Año, me ha hecho nunca sentir esta felicidad estrepitosa, resaca incluida.

Opinión | 19 de septiembre de 2013
Stella Ibáñez

Algo revoloteó dentro de mí cuando pronunciaste tu discurso tan elocuentemente, como si fuera una clase de idiomas de aquellas que hace 25 años nos daban los profes de matemáticas que también lo eran de gimnasia.

¡¡¡Cualquiera con cuatro nociones básicas podía valer!!!

Eres un talento único.

Hablas lo que puedes y entiendes lo que quieres?

Englobas lo que se podría denominar una pantomima viviente, digna de cualquier teatrillo de corrala madrileña.

Tu sonrisa de medio lado, tu cabello encrespado?toda esa belleza española que mostraste ante un público internacional?

Hay que valer? y mucho.

Imagino que fuiste instruida en la enseñanza privada, en alguna Universidad de la que llaman de élite y que durante tu carrera política te has formado en oratoria.

Seguramente en la intimidad practicas algún idioma con Jose Mari, mientras estáis trabajando en ello?

Gracias a ti, ya podemos disfrutas de un mega mix chispeante en Youtube..

Gracias a ti, ya tuvimos conversación de ascensor que nos duró al menos 7 pisos.

Pudimos cruzar algunas palabras entre vecinos que ni se saludaban.

Conversación de pasillo, de patio de colegio, de vermú con aceitunas y hasta de confesionario en misa de 12...

Gracias Ana por hacernos a todos un poco más amigos?

Pero llegó el 11 de Septiembre.

La perfecta cortina de humo tras la cual esconder tu propia vergüenza.

Mientras alimentamos noticias con algo que no lo es, nos olvidamos por un instante de tu intervención de circo ambulante.

¡¡Que suerte la tuya!!

Se habla más de los catalanes y sus lícitas reivindicaciones que de tu fantochesca metedura de pata.

Se habla más de 400 km de manos entrelazadas bajo una única bandera, que de tus kms de desfachatez bajo una bandera que me da pena reconocer.

Eres la antítesis de lo que tú misma te crees.

Si SPAIN IS DIFFERENT ahora ya queda claro el porqué.

Yo me aplico el cuento para no morir en el intento de comprender lo incomprensible?

Relaxing... please.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.