Busco besos entre la gente

Busco besos entre la gente que camina. Veo como se escapan entre los huecos que separan los cuerpos apresurados; uno a cada lado del otro, sin percatarse de que caen esos besos que nunca llegan a nadie.

Opinión | 08 de agosto de 2013
Stella Ibañez

Besos apasionados de amantes escondidos.

Besos imborrables de madres a hijos que se alejan.

Besos tiernos de fresa entre amigos de la infancia.

Besos locos, besos furtivos, besos amables, besos intrigantes y traicioneros?

BESOS, BESOS, BESOS?.

Las miradas delatan abrazos que se abandonan cuando cruzas la calle, mientras los besos ruedan por el suelo en busca de unos labios suaves y amparadores.

Las mejillas sonrosadas de niñas alegres albergan la ilusión de ser besadas.

Las manos arrugadas de esa mujer vivida, anhelan un beso que las acompañe hacia la eternidad.

Un hombre que espera en la esquina a la mujer que nunca llega, arroja hacia el cielo miles de besos de amor nunca correspondido.

Las lágrimas de aquella esposa abandonada, rompen con furia los besos malgastados año tras año durante largo tiempo?

El marido que no vuelve, llena sus bolsillos de besos erotizados regalados a nuevo rostro.

Caen como gotas de lluvia hacia el asfalto; besos atropellados por aquellos corazones inertes de amor.

Algunos se rompen en mil pedazos y explotan como confeti sobre la gente impasible.

Otros se juntan entre ellos y juegan exaltados a ser felices entre tanta indiferencia.

Por la ventana se asoma una mirada lánguida y enfermiza, fijándose tímidamente sobre la muchedumbre que se mueve desordenada y que deja tras de sí tantos besos que podrían ser para ella.

Quisiera salir de su encierro y recogerlos uno a uno como quien corta margaritas en primavera.

¡Cómo le gustaría meterlos a todos en una cesta de mimbre y acunarlos en su regazo como si fueran niños recién traídos al mundo?!

Besaría a los besos para que ellos la besaran a ella.

¡Cuánto cariño despojado de afecto!

Dejó de mirar y se sentó en la vieja silla de madera desgastada.

Murió entre sueños de dulces besos que nunca llegarían.

??????????????

Seguí hacia delante y al final de la calle, me sonrojé un instante breve, casi de eufória desmedida, ante una presencia atractiva o incluso hermosa.

Su brillante luz cegadora turbó mi pensamiento de un largo día de desamor.

Estaba cerca de mí, alcanzable con un solo suspiro...

Ella salió de la nada y se acercó a él borrando mi duda de repente.

Él la beso con la fuerza del que espera, un largo y apasionado beso ansiado desde hace días?

Aparté la vista de tan bello cuadro, que punzaba mi alma desgranada.

Me fui desconsolada por la orilla del lago, donde se ahogan todos esos besos que se pierden, sin poder rescatarlos del olvido?.

BESOS TRISTES QUE NUNCA SERÁN AMADOS

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.