se trata-2

se trata de órdenes que vienen de arriba a mi me cabe la responsabilidad debajo de una uña determinados sucesos de rascar que luego se dieron a la opinión pública a flor de piel

Opinión | 17 de marzo de 2009
Miguel Sánchez

bien entendido que
falta medio discurso
escrito en papel de envolver churros
mordido por un perro
además sangre en la mano
¿nada más?
eso es todo, por hoy basta
apaguen luz de posición
Me Lio y Tay Pu
allá donde veas reverdecer
la primera punta de hierba
pon el ojo de tu deseo
Tay Pu contesta y es así:
en el blanco ojo está la vacuidad
y la pupila se divierte y corre
así arroyo y gacela se hermanan
Lio a Pu: contéstanse en
estos términos y no otros:
olemos al tao y repetímosnos
ajo por ajo, y acaban
mano muerta
varias veces
usted se ha muerto en su mano
escriba, escriba
desconfíe de esas manos ágiles
campanilleras
escriba lo muerto
lo muerta que está su mano
donde el sol insiste
marcando las protuberancias nudosas
que se forman
al arrugar la bola de papel
su mano muerta, usted no.
Recomendamos



Me lo dijo Pérez

Vox ha hecho bueno al Partido Popular, que ahora se nos antoja un mal menor sin fuerza propia. Quién nos lo iba a decir.

Titi de Saboya, la princesa rebelde
Hija de los Reyes de Italia, la princesa María Beatriz de Saboya, conocida como Titi, se puso el mundo por montera desde que llegó al planeta Tierra.
Adiós al colegio

Los hijos del Estado, cuyas familias serán castigadas con penas de prisión si los niños no van al colegio.

Su Majestad: vergüenza

Obligados a bajar la cabeza cuando se le saluda, porque fue Rey, y es -ahora- emérito.

La nuestra es Bárbara

Bárbara fue "la nuestra"; estuvo muy calladita durante años y años hasta que largó lo del allanamiento y otras amenazas.

Loquillo y Miguel Bosé: los idiotas del día

Si algo ha quedado claro hoy es que la fama no le libra a uno de ser imbécil. Y para muestra, dos botones: Loquillo y Miguel Bosé.









Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.