Pijas

Pijas

Antes muertas que sencillas. Ay porfa, Borja. El osito de Tous ha sido empeñado. Sus vulgares Bulgari, también. Yo no entiendo esta manía de lucir lo que lleva todo el mundo -el mundo suyo, claro-. Hermés, ya ves. Dior, qué horror. Custo, menudo susto. En menos de una jornada se habrán puesto encima cuatro mil euros. Total, para nada.

Opinión | 26 de junio de 2012
Cordelia Colby

 Oro blanco, platino y mucha plata. Algún llavero tonto con la imagen de Buda. Velas blancas. Siete libros de autoayuda sobre la mesilla de noche y la de día. Lifting flash efecto inmediato. Pomada para las almorranas aplicada en las ojeras (lo juro, funciona). Dos rayas. Negras, bajo los ojos. Ray-Ban, no faltaba más. Guzzi. Versace ¿hace? ...quince centímetros de taconazo fino que sostiene tobillos arruinados. Sirope de Arce, hala, a no comer.

Gym, de esos para mujeres donde no falta de nada. Perfumes, todos. Peluquería, sauna, esteticienne, birra, coca y un sombrerito francés. Cómo tiran los puntos. Cómo hincha ese ácido hilaurónico los labios. Ay, que se ven las raíces negras. "Ups, no te equivoques, soy rubia, lo que pasa es que me tiño las raíces de negro".

Venga, una de flamenquito. Vamos, algo más de marcheta. Vino, vino, vinitos...gin tonic, cubata, licor de cereza. Manicura, pedicura, masaje, depilación completa. Esa melena planhada, esas mechas color miel que ni aún así son dulces.Ibiza. Maldivas.Bali. Crisis ¿qué crisis?

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.