Bastardos

Bastardos

A nuestro Rey le salen los bastardos de dos en dos. Ingrid Sartiau supo que era hija de Juan Carlos cuando su madre, ya anciana, se lo dijo una tarde en que el monarca apareció en televisión. Por otro lado, el catalán Albert Solá Jiménez, afirma -también- ser su hijo.

Opinión | 21 de junio de 2012
Cordelia Colby

Y aparecen ambos de golpe, amenazando con la prensa rosa, que tanto puede. Al parecer, las pruebas de ADN dieron un 91%. Escaso margen de duda, pero muy bien sembrada para el circo mediático que nos espera. Albert Solá lleva más de 20 años queriendo demostrar que es hijo de Juan Carlos. Fíjense, ustedes y vosotros, que en dos décadas nadie le hizo caso pero ahora va a ser que sí.

Es el momento perfecto. Entre la caza de elefantes, sus caídas, la amante, el tiro sin gracia a Froilán, la gran corrupción Urdangarín, el perdón público de sus cincuenta mil pecados y la soledad de la Reina, esto tiene no sólo sentido sino mucha cabida. "Lo siento, me he equivocado, no volverá a suceder". Pero qué morro tienen los medios. Ahora les viene bien sacar todo esto, cuando hace años callaban como muertos.

Al carro, apuntados en lista negra que les hará de oro, y me alegro mucho. Que se lo lleven calentito, más presupuesto tiene la Casa Real y se discute poco. Vamos a ver qué hace este año en el Bribón (Mallorca, Palma de). Yo a estos les creo. Es decir, que son sus hijos, me lo creo. Lo que no veo claro es si la Monarquía tiembla después de haber reído. Que se ate los machos Juanca, que se agarre bien a la muleta porque necesita sostén.

Y luego suelta que el comportamiento del yerno no es ejemplar : Le dice la sartén al cazo, quita, que pringas. Claro que no es lo mismo robar que follar, pero mucho me temo que ambos han hecho las dos cosas y por un tubo (entiéndanme Mari, Chalar). Yo no soy importate y mis palabras llegan hasta donde la espalda pierde su casto nombre, pero no me denunciará la casa, y anda que no me gustaría. Sólo soy Cordelia. Pero me voy a quedar esperando a ver qué pasa.

PD. El chico es camarero.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.