Mayor - Domos

El Ayuntamiento paga un mayordomo particular a Gallardón : 3.150 euros /mes. A razón, dicen. El hombre sirve café y comida cuando Gallardón está. Lo que hace el resto del tiempo no se sabe. El primero se llamaba Ramón, y era maitre del Asador Donostiarra.

Opinión | 11 de abril de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Jubilado en 2010, el asistente ceremonial -así le llaman- fue encargado de buscar sustituto, y llegó Antonio Jesús, un treintañero discreto -va en el cargo-y los 3.150 euros del ala-. Caray con Alberto.

Ana Botella también tiene mayordomo. Sirve café para ella y sus invitados. Pero como esta mujer lo tiene todo por el morro, quién soy yo para discutir sus necesidades extremas. Sincera.Mente, España me mata.

No sé si Marichalar tendrá mayordomo, pero lo necesita. En sus tierras de Soria se le dispara un tiro -sin gracia- en el pie de su hijo Froilán. Dice la infanta Elena que ?estaban de cacería, más o menos?. Yo, como soy plebeya, no llego a entender qué se puede cazar en un patio casero, que es particular, y lo de ?más o menos? ya es inferior a mis fuerzas. Tampoco me cabe en la cabeza el hecho de que un chiquillo de trece años juegue con armas de fuego.

Si Marichalar tuviera mayordomo, eso no habría pasado. Tanto café para la alcaldesa y el niño desprotegido. Ya puestos en materia, que alguien me explique por qué se le traslada de Soria a Madrid, como si fuera una plaza de toros con escasa asistencia.

Lo que sí tengo claro es que estos yernos varones y plebeyos no paran de dar la nota. También, que si hubiera pasado en el patio de mi casa, las asistentas sociales ya me habrían puesto en entredicho, y no es para menos.

Ese Conde Drácula desterrado del Museo de Cera y de los actos públicos se ha cubierto de gloria. Cómo recuerda al abuelo, que se cargó a su hermano por accidente -dicen-. ¿Está Froilán de todos los Santos condenado a reinar?...lo digo por la historia.

Que le den la custodia a la abuela : Está muy sola. O que pongan mayordomo al padre, al hijo y al espíritu santo.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.