La sombra de Haider

La sombra de Haider

El FPO -Partido de la Libertad de Austria ultraderechista, en plena campaña electoral, ha expuesto un enorme cartel xenófobo cuya frase-reclamo a golpe de pito sensitivo apostolar fascista, dice así : ?Amor por la patria antes que por los marroquíes ladrones?.

Opinión | 01 de abril de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Desde su partidista libertad se expresa. A partir de la mía, recibo el vómito diarreico en la cara, que repudio más allá de conciencias, escrúpulos y medidas. Habría sido más osado -incluso- si la fotografía en cuestión que representa a todos sus ?marroquíes ladrones?, fuera la de un jeque. Blanco, rico, impoluto y con un anillo de oro en cada dedo. Ya se sabe -o tal vez no- :

 

?Moro? = sin dinero. ?Árabe? = con dinero.

Ante semejante agravio, el viceministro marroquí de Asuntos Exteriores convocó al embajador austríaco en Rabat con el propósito de manifestar "su indignación y su denuncia de este acto xenófobo y difamatorio contra nuestros conciudadanos residentes en este país miembro de la UE y, por extensión, contra todo el pueblo marroquí". Solicitó, asimismo, que el gobierno de Viena garantice la protección de la comunidad marroquí en Austria.

Cuando una comunidad precisa protección, su país de acogida tiene mucho de lo que avergonzarse. Polacos, turcos y marroquíes, son en Austria ciudadanos de segunda. Ese desprecio velado, esa actitud genérica que les obliga a vivir en sus propias zonas. Ese comentario de más que siempre está presente. Ese concepto.

Jörg Haider, líder del FPO, y fallecido en 2008, lo dejó todo atado y bien atado. Se opuso a la inmigración, e incluso al bilinguismo en el sur de Carintia.

Afirmaba que las SS fueron ?parte del ejército alemán a quienes debían rendirse honores?. Comparaba el holocausto con la expulsión de alemanes en Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial. Fue acusado de realizar comentarios antisemitas en muchas ocasiones.

La Unión Europea exigió a Austria en 1999 que se cancelara su nominación como candidato a Canciller Federal y Primer Ministro para el año 2000 por sus tendencias ultraderechistas y mensajes xenófobos similares al que nos ocupa, durante la campaña electoral de 1999.

 El amor por la patria no debe pasar por dimamar otras patrias, metiendo dedos acosadores y acosadores en la llaga. España es una llaga. Los cristales rotos por grupos radicales el pasado 29M en Barcelona han dañado por fuera. La verdadera revolución es un acto violento en el que se consiguen medidas drásticas. ( no es mía la frase, me la dijo no hace mucho un amigo inteligente). Y la violencia pública, estatal y tolerada de un partido político que tacha a los marroquíes de ladrones, contiene tantos cristales en la tripa como el mobiliario urbano destrozado en Barcelona.

 

 


 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.