España paga traidores

Será que nuestra historia se escribe ahora partiendo de las noticias. El poder, la comunicación tendida a la vista de todos, previa.Mente calculada, centímetro a centímetro, manipulada en manos de esas parcelas oficiales, que están en todas partes, que tacita a tacita y renglón a renglón te cuenta cómo van las cosas, pero no ya cómo son.

Opinión | 30 de enero de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Porque érase que se era un señor y otro con imputados cargos, érase que la voz se ha convertido en pregón popular retrocediendo a un blanco y negro de aquel Soberano, es cosa de hombres. Soberano era una bebida alcohólica de machos como Soberano es el Rey, pero por mucho que ladren incluso las ardillas, afónico está el tiempo que nos toca vivir. Sin voz práctica, perdidos,arruinados, estúpidos creyentes que se arrodillan más allá de la iglesia. Sagradísimo dinero, vil metal.

Por él mataremos hasta que la muerte nos separe aunque no exista espacio físico para lanzar el cadáver. Camps es inocente, Spanair deja de volar para siempre jamás, Peter Pan está llorando en cualquier sala de tránsito, nadie nos quiere, nadie nos cree. Escucho ese último grito del amigo, las palabras groseras de un canal millonario, todo se cuenta a medias, nada es de verdad. Papá, no quiero ser un adulto. Dame mil euros de bosque para sembrar migas de pan, será ese el camino, compañero, te sigo. Vamos hacia delante cueste lo que cueste. España paga traidores.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.