Cuadro sinóptico

Arsenio Fernández de Mesa es el nuevo Director General de la Guardia Civil. Carece de los estudios básicos para poder ingresar en el cuerpo, pero es ?CONTACTÓLOGO?, a saber: ?Relación de contactos internos en el PP?. El foro de la Guardia Civil arde. Están indignados, y no es para menos ante quien no tiene más -es decir- muy poco. Humo académico, diplomaturas concedidas por mera asistencia, cursillos varios que funcionan de idénticas formas careciendo de fondo.

Opinión | 03 de enero de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Vamos de un tiempo a las partes, porque no todo ha sido y es el PP, por mucho que gobierne:

Roldán (no me voy tan lejos) presentó un currículum con títulos inventados que nadie se molestó en contrastar. Dirigió la Guardia Civil durante el gobierno González. No estaba licenciado en Empresariales ni tenía máster alguno. No era quien dijo ser, pero para entonces, su realidad superaba ya toda ficción.

Desde esa ficción se ha generado el humo. Fundaciones y Asociaciones de todo tipo, no reconocidas por Ministerio alguno (ni Educación ni Cultura, aunque el último ya nos lo han quitado) constituyen los pretendidos avales de boquilla de quien se cree facultado y defiende sus nociones con faltas de ortografía. Eso sí, sin perder la compostura mientras se le revientan costuras interiores y su estómago suena como pandereta histérica debido a los cristales interiores que se revuelven cual gato panza arriba.

Pero como no es suficiente con una alcaldesa desginada a dedo, nos colocan ahora a Arsenio Fernández de Mesa, el ?contactólogo?. La primera sueña con Jackie Kennedy (estética) y Hillary Clinton (ética). Agiten ambas sustancias y sale Ana Botella: Patética. Al segundo, de momento es que ni se le su.pone, porque tan puesto y colocado está como la otra, por el triunfo de su gran consideración.

En cuanto a los demás, sálvese quien pueda porque así se escribe la historia: Mintiendo. El día de hoy parece que fue ayer. No por lo que se decía entonces, sino por todo aquello que sucede ahora.

Mientras tanto, la clase media carga con todo el peso de esta crisis: Subida de IRPF hasta el 60% en algunos casos. Una amiga mía ha cobrado menos de la mitad de su nómina. Vivirá con ello porque no le queda otra. Sin embargo ?y nunca mejor dicho-, es de las que no se callan y planta cara al lucero del alba. Eso es lo necesario. Todos son nuestros momentos, y como canta el bueno de Llach, la revuelta es permanente. ¿Quién dijo miedo?... El cobarde que se aparte del camino, sin derecho a la queja. Que sigan consumiendo, pero que no nos cuelen ni un sólo muerto. Las leyes no están tan lejos de ser modificadas con el carácter bipolar típico de este país. La mente es gobernable y se posa en manos de cualquier impostor apostado en nombre de una falsa paz revulsiva, de un amor que no conoce porque jamás fue amado, y cuyo error de concepto no es otro que la más supina ignorancia, sin intención de reconocerse a sí mismo tal como es: Mediocre. Agrafo. Soberbio. Fantasma.

Pss psss... que vienen, que vienen... Me recordó no hace mucho una compañera las palabras de alerta. Las deciamos siempre cuando la policía, a punto de cargar, se abalanzaba sobre los manifestantes. Pss pss, que vienen, que vienen... Nunca las olvidé, pero sí confieso que las he recordado poco. Craso error.


Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.