Truhanes

De una forma u otra, en España todo se arregla a hostias. La pura, santa e inmaculada que sea por siempre bendita y alabada. Y las que suelta el hombre cuando le tocan mucho las narices, se emborracha y se pierde en ese estado crítico denominado enajenación mental o bien ?mal- bajo el efecto de sustancias. Es decir, perdónelos porque no saben lo que hacen. El padre de Mari Luz, que hace cuatro días se lió a tiro limpio en una discusión familiar. Un tipo tan aparentemente ponderado y tranquilo durante sus apariciones mediáticas, sorteado por los dos grandes partidos, ahí te asigno cargo, posición y detalles. Pastor evangélico, nada menos.

Opinión | 05 de octubre de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

José el Francés, que ayer se lió a tortazos con dos policías tras darse -supuestamente- a la fuga y no respetar el alto. Cantante fuera de sí, que de su mente ha borrado y ya no besa tus labios.

Y seguro que ambos, armados de clemencia, se acercarán a un templo de religión concreta para comulgar esa pastilla blanca que todo lo cura. Con sus sagradas formas, serán perdonados tras el ejercicio de la confesión, si es que se acercan al garito de madera donde siempre hace guardia un sacerdote. Con su libro de rezos, sin pistola, esperando administrar penitencias y ab-Soluciones. Que todo fuera eso. Al César lo que es del César, y lo demás en casa Dios.

-Está ud. Detenido. Cualquier cosa que diga podrá ser utilizada en su contra. Tiene derecho a permanecer callado. Si no tiene abogado, se le asignará uno de oficio...

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.