Esperanza y Aguirre, la cólera de su dios

Esperanza no sabe ni bailar cha cha chá, y se ha perdido toda (ella) ?esperanza- . Anda con las tareas alteradas, sus papeles cosidos , la jeta como un piano mas sus arrugas ¿bellas?...Esa boca de bruja, labio fino que aprieta, tonillo justiciero comunal ?no común- denominador enhiesto, sistema métrico decimal, cortes y ajustes ?con carta-. Así comunica a todos los docentes la putada. Más, horas, menos pasta, personal de relevo a modo de becarios, sus puntas de trabajo, la tarea que doña Esperan.Zita desconoce, se salta a la torera, ordena y manda pasando de los niños, jóvenes, profesionales, universitarios, padres y madres. Sus ?resumidas- cuentas: Que ésta, pasa de todos.

Opinión | 05 de septiembre de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

Son muchos, y por si no resulta suficiente, la señorita Pepis nos lo pone a parir. Con la docencia no se juega, bonita. Por muy capitana que seas de esa tu comunidad facha, por muy Aguirre, incluída la cólera de tu dios.

Se avecina una revolución que iniciará el más tímido.

Esperan. Zita...¿qué es la poesía?

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.