Nivel social

Salario mínimo interprofesional:
Luxemburgo: 1.750?, Irlanda: 1.653?, Bélgica:1.389?, Holanda: 1.385?, Francia: 1.350?, Reino Unido: 1.005?, España: 624?.

Opinión | 04 de agosto de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

Todos europeos, pero nosotros alzamos la palma del santísimo pringado. Nos doblaron la moneda, y nos creímos ricos. Vivimos del plástico, de los bancos y de una fantasía sin animar, pero de lo más actual. Si no tenías coche eras un desgraciado o un antisocial. Las bajas por depresión se multiplicaban, a la par que los investigadores privados hacían su agostillo persiguiendo trabajadores supuestamente tristes en discotecas. Si eras un inquilino, parecía que empezabas a caer muy bajo, tanto como el entresuelo de mileurista mantenido a ciencia incierta. Tampoco ha sido nunca lo mismo Sitges que la Barceloneta, y así, despacito, te metían en un margen sospechoso hasta que algún día, alguien -borracho- te espetaba: Eres pobre.

Pues sí, puede que lo fuera, pero no he perdido nada estrictamente material estando en plena facultad de mis posesiones. Sin propiedades se vive pero que muy bien. Pagas lo injusto, te largas cuando lo decide el definido contrato de marras y hasta puedes tomarte el tiempo necesario en elegir otro lugar. Lo mismo pasa con el transporte público: No existe seguro anual, ni reparaciones. Tampoco hay que ponerse histérico buscando dónde aparcar ni  hacen falta parkings. Con un bono mensual te pegas todas las vueltas a la ciudad que te de la real gana.

Sabes perfectamente dónde estás, quién usa y abusa, cómo es tu patrón y dónde se esconde el cabrón -aunque la vida te de sorpresas, claro-. No te preocupa el nivel social de las personas ni calculas amistades, te importa un bledo si tiene pasta o no, dónde ha nacido, quién es su padre o si la abuela fuma.
Con esto quiero decir que todavía hay clases, pero ya no importa demasiado. Estamos todos en el mismo saco, aunque lo último que se pierde no es la esperanza, sino el glamour. En resumidas cuentas: Pobres, lo que se dice pobres, lo somos todos.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.