Epsilon

Epsilon

"La función clara de la historia, y de la sociedad, ha sido hasta ahora la de, por medio de la identidad y del trabajo, negar el acontecimiento". Leopoldo Mª Panero. Mi cerebro es una rosa.

Opinión | 06 de julio de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

Empleo la palabra para desfigurar irreal.Mente esa histórica y terrible trampa del hombre. La Biblia tiene doble lectura -yo acuso- y firmo, un contrato de trabajo soterrado. Tal vez el paraíso fue un desahucio. Puede que el tiempo no se trate de "aquel", sino de "esto" : Nosotros no somos, vosotros sois, ellos son. Hacedores de naves industriales, poderosos patrones, semáforos en la selva y un lupanar oculto. Desahogo.
Miento si escribo poco. Miento si no lo digo. Miento como otro más que no se sabe nada y se encuentra excluído.
La reflexión aturde y el pensamiento quema, arde en un mar de afirmaciones tensas, prohibidas e inexactas.
El yo se ofrece en bandeja de plástico, y la plata oscurece lejos del horizonte, allí donde la vista no alcanza a sujetarse, por cansada.
Dormir no exige sueño. Soñar tampoco noches.

Comentarios


Efemérides
Peñagrande, te están poniendo a parir

Antes que cante hoy el gallo, me habrás negado tres veces

Estudio violencia vicaria

¿Sabéis que más del 77'3% de niños víctimas de la violencia machista, y/o vicaria no pueden prestar declaración de forma segura en un juzgado?

El Patronato de Protección a la Mujer contra las lesbianas

No hace mucho, leí un artículo en el que se afirmaba que a las lesbianas no se les aplicó la ley de peligrosidad social durante el franquismo porque estaban completamente invisibilizadas.

Suspiros de España

La política se ha convertido en un escenario digno de la camorra. Un Sálvame Deluxe diario carente de fronteras, donde el odio se vierte por doquier, no importa hacia dónde ni de parte de quién.

Patronato de Protección a la Mujer

"Quieren quitarnos la personalidad". "No dejes que te cambien". "No cambies, no cambies, no cambies...".

Niños robados

Promesas políticas no cumplidas, cuya esperanza cayó en saco roto pese al aplauso triunfalista








Política de Privacidad
Política de cookies