La voz sin ama

Existen distintas formas de perseguirme:
  • Acoso: Ni caso.
  • Luz de Gas : Me río.
  • Injurias y calumnias: No me afectan.
  • Insultos: Me gustan.
  • Agresiones
    1. Verbales: Siempre gano.
    2. Físicas: Ni lo intenten, que no tengo media bofetada y me puedo morir.

Opinión | 28 de marzo de 2011
Cordelia Colby

Por la presente informo a Bancos, Cajas y Financieras, que no les puedo pagar. Y lo que es más: Si ellos mismos, como entidades, andan tan mal, cómo carajo esperan que esté yo?. Señoras y Señores, una que no es nadie, exige su derecho a la mora. No tengo intereses propios, tampoco rentas, propiedades ni ingresos. Pueden hacer lo que les venga en gana conmigo. Apúntenme a todas las listas, incluída la de Schlinder, si les parece oportuno. Yo no puedo hacer más. Miento. Me gustaría atracarles, mire usted. Hasta tengo pensado cómo iría vestida, a lo Bonnie and Clyde, con una boina blanca, ladeada, y la metralleta tuneada, con adhesivos y fuego rosa. Sí, rosa. Porque ya no tengo tema en la sección del higadillo, puesto que desde que existe Twitter, todos los famosillos se publican a sí mismos y no encuentro escándalos por ninguna parte. He intentado incluso perseguir a Paquirrín, miren si ando colgada. Pero me pierdo entre tanta cutrez y carne temblorosa. Me voy al gym. Les dejo. Debo cuatro cuotas, pero he suplantado mi propia identidad y todavía no se han dado cuenta.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.