Rebirth

Rebirth

Prematuramente envejecido. Una adolescencia poblada de canas. Facciones marcadas que se han ido suavizando. El miedo a la muerte reafirma mi deseo por la vida. Pero tengo algo que agradecerle a la muerte. Si el monstruo que odio soy yo mismo, ¿tendré que morir para matarlo? Quizás sea el camino. Todo renacimiento requiere una muerte. Pero un renacimiento con recuerdos para aprender del pasado y evitar los círculos a favor de las espirales.

Opinión | 08 de marzo de 2011


Recordar la vida anterior para buscar las mismas situaciones, aunque sea en diferentes lugares y con diferentes personas. Palabras no pronunciadas que hubieran cambiado el rumbo y que se pueden esta vez pronunciar al ser más fuerte con cada renacimiento. Lágrimas en la mano. Agua, subsistencia. Nada de debilidad, sino fuerza para conocerse a uno mismo. La burocracia que dominó la vida anterior sacrificada a favor de otras formas esta vez de autogobierno. Me entrego a vosotros espiritualmente sin reservas, pero no esperéis esta vez nada material a cambio si yo no lo recibo. Todos los momentos no vividos o desaprovechados de nuevo en el camino. ¿Qué importa la edad si se ha vuelto a nacer? El aspecto juvenil del rostro frente a la ancianidad adolescente tiene que ser inevitablemente el comienzo del proceso, ¿pero se trata ya de un renacimiento desaprovechado o del que aún no se ha aprendido por estar en la primera fase de la infancia, o acaso se trata de un mero deseo? Tampoco menospreciemos los deseos. La ausencia de emociones conduce a la muerte, aunque sea denominada nirvana. Primer paso. Aceptación de la existencia de todas las emociones para desechar las nefastas.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.