Torero cobarde

Estaban armando el Belén sin medir las consecuencias, cuando la Kampa.Nario, petarda y deslenguada, retó a su rival. Darling : No tienes nada que hacer. Nos caes muy mal, no tienes estilo propio y se te adivina mandona, matrona, celada y empecinada en destrozar a la Esteban. Campas por tus fueros en las afueras de la universidad de marras, allá donde te echas el pitillo y haces los deberes como mala.Mente puedes -no que sabes- .

Opinión | 18 de febrero de 2011
Cordelia Colby

La princesa del pueblo tendrá muchos defectos, pero no miente. Se ha sometido al polígrafo y con todas sus verdades has quedado a altura del betún. Tu esposo legal vigente es un calzones. Primero le mandó su familia y ahora le mandas tú. El torero cobarde se pierde en cualquier plaza donde no encuentre cuernos: Los que te pone a diario y los que le amenazan al peso de uno doscientos kilos, cornada trapera, fina, directa al corazón. Ay Jesús, Jesús...
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.