Charo Vega y Sálvame

Ya tiene su silla fija en "Sálvame", y yo me alegro mucho. Aposté por el ascenso de esta estrella mediática y como tal la llamé, empujada por un instinto femenino-vital-hormonal que todo lo puede y no engaña. La gran Charo Vega está donde le corresponde, en las alturas, cual diosa divinizada por las audiencias agradecidas. Llegados a este punto -y seguido- me veo (lo he escrito bien) en la obligación de matizar los siguientes puntos:

Opinión | 29 de enero de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

  • Charo confirmó el romance de Lolita y Fran Rivera pensando -Sincera.Mente- que la propia Lolita lo había confesado de pasada en la última entrevista.
  • Charo no tiene problemas de salud mental ni consume sustancias.
  • Charo sí estuvo ingresada en su momento en la López Ibor como lo hemos estado todas las mujeres mínima.Mente interesantes.
  • Charo no es la reencarnación de nadie, pero sí el patrón de un nuevo modelo de conducta, saber estar, vestir y hablar, incluído el lenguaje del abanico, ya sea en castellano o en caló.

Para todos-as aquellos-as que -cotilleando.com- se dedican a publicar barbaridades al respecto y sin respeto, aprovechando ese espacio destinado a comentarios cutres cual venganza de Don Mendo ( o Doña Menda) , mis más profundos desprecios. Se lo digo en plural para que lo asuman como corresponde, porque donde las dan, las toman. Y mucho me temo que los que toman son ellos, y además, de todo. Pildorazos legales, maría, chocolate, zarpa y Millesimé. Se les lengua la traba porque les corroe la envidia.

Tiran de línea fácil con faltas de ortografía largando improperios y desvaríos varios producto de un colocón dulterado.

A Charo yo la entiendo perfectamente. Recibo sus clases maestras y anoto nuevas palabras que dentro de muy poco han de ser incluídas en el diccionario de la RAE para que ella pueda cobrar, en consecuencia, de la SGAE. A saber:

  • Resfregoncillo : Dícese de aquellos besos con fregoteo, lengua y saliva, unidos a tocamiendos desenfrenados producto de la pasión.
  • Lumiasca : Dícese de las madames ágrafas e inyectadas en bótox cuya profesión no es otra que la más antigua del mundo, que mienten más que hablan al tiempo que se les va la pinza.

Adelante, Charo. Es tu público.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.