Bye bye love

Bye bye love

-¿¿¿Hablo para sordos o para idiotas???
-Hablas únicamente para ti mismo, querido, puesto que eres sordo e idiota.La piel rota por el hecho de que el ser siempre el secreto de los demás haya pasado del morbo al estigma. Homenajes a todos menos a mí, hasta que ya es demasiado tarde. Los homenajes habitualmente se realizan cuando ya es demasiado tarde. Miedo a los demás y a ti mismo. Mentiras a los demás y a ti mismo. Todo por la búsqueda de una comodidad a costa del entorno.

Opinión | 27 de enero de 2011


Esperar. Siempre esperar hasta que la piel se rompe aún más. Cansancio prematuro. La experiencia pasiva hecha carne. ¿Cómo no odiar mi sangre? Una sangre que derramo pero que no se me permite compartir por habérseme obligado a ejercer de ermitaño. Tus oídos taponados para que las palabras no lleguen a tu corazón. Tu inteligencia, que tanto te empeñas en separar de las emociones, desaprovechada y mal enfocada. El viento ya se ha llevado a lo largo del tiempo las pistas dejadas para no perderte. Supongo que debieron de ser más débiles y livianas que las de Pulgarcito. Claro, es que no eran más que esperanzas. Granitos de arena que sólo yo he puesto. Nunca me subí a tu carro. Nunca me lo pediste. Sólo tú decides hacia dónde dirigirlo, y ya lo has hecho. Te has desviado del camino para tomar un atajo, y cuando los caballos mueran no podrás volver lo suficientemente rápido como para volver a encontrarme. Siempre me verás en la superficie de la cerveza y la absenta, pero no será más que un reflejo de tus deseos reprimidos. El año del Carro ha resultado ser mucho más corto de lo que pensaba...

 

Nan Vernon: ?Love hurts?

 

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.