Belén Esteban: Vista para sentencia

Que nadie se llame a engaño porque ella no ha engañado a nadie. Se mostró tal como es desde el principio, y sus formas engancharon al pueblo llano, que se ha sentido arte y parte del genio chabacano. Belén Esteban es lo que es gracias al público. No ha hecho nada especial para estar donde está, la hemos puesto. Revienta audiencias, genera muchísimo dinero ( que no es lo mismo que todo el que pueda ganar) y se ha convertido en un gran negocio.

Opinión | 03 de agosto de 2010
Cordelia Colby

La chica de San Blas vive su momento de gloria con más pena que nadie. Lichada, calumniada, vilipendidada y acosada. El precio de la fama, sin duda alguna. Parece una buena persona. No miente, no inventa y no se corta un pelo contando su vida. Cuenta con tantos admiradores como detractores. Creo que estamos asistiendo a una masacare mediática en la que caerá del mismo modo en que se ha alzado. Y cuando suceda, veremos si le queda algún colega o la dejarán sola por completo. Es la ordinariez hecha persona y presume de ello. Por ello ha llegado a lo más alto del panorama mediático cotilla, las entretelas del corazón. Belén es España. Su crisis personal en manos de otros puede hacerla reventar en cualquier momento. No estaba preparada para todo esto ni lo estará para caer en picado cuando el atajo de chupópteros traidores, verdaderos barriobajeros, la dilapide sin piedad.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.