La nuestra es Bárbara

La nuestra es Bárbara

Bárbara fue "la nuestra"; estuvo muy calladita durante años y años hasta que largó lo del allanamiento y otras amenazas.

Opinión | 10 de julio de 2020
Cordelia Colby

Con ella, el viejo rey era muy tacaño, ni un solo detalle tuvo para que salga ahora otra rubia con 68 millones de euros por amor mientras se alaba el comportamiento de su hijo y el espíritu santo revolotea en Suiza: cuidado, no vaya a ser una paloma mensajera con más pasta trasteando en sus patas talones nominativos enrollados a modo de anillo sin compromiso.

Parece que tragamos con todo y aquí no pasa nada. Qué no daría por escuchar a Bárbara, "la nuestra", que puso Sofía de nombre a su niña con gran acierto y descaro, por no hablar del apellido artístico real, entre otras muchas cosas.

Corinna la imita en cuanto a declaraciones públicas, y es que el molde español da para mucho: que entraron en su apartamento, que si un secuestro y el centro internacional de inteligencia. Será por el color de su pelo, porque de tonta, poco. Menuda tajada ha sacado por gratitud y amor, ahí es nada, utilizando, además, a la servidumbre real cedida por el egregio, que para eso está.

La prensa, que es muy hábil en estos menesteres y asume la voz de su amo, permanece en silencio por ahora; de Bárbara no se habla ni se la relaciona con la corona por si se cabrea, que carácter no le falta a "la nuestra" y en cualquier momento se despacha muy a gusto largando lo más grande que haya podido salir de su boca.

Y recuerdo (ahora), que en 2018 el honor real era más valioso que la libertad de expresión. En aquellos tiempos, un pobre señor fue multado con 800 € por insultar al Juan Carlos en su Facebook. Lo llamó "corrupto y mal parido". Hagan el favor de devolverle el dinero, con intereses incluidos y daños morales. Los dibujantes de la revista "el jueves" fueron también multados con tres mil euros del ala. Y ahora, veamos quién dibuja el escenario de los sesenta y ocho kilos en cuestión junto a otras lindezas.

Bárbara, tú eres, has sido y serás, de entre todas la más grande, y deberías pensar en poner orden a todo esto. Corinna no es nadie a tu lado, por mucha pasta que se le haya transferido. Menuda pija oxigenada que no sabe ni dónde se encuentra Totana en el mapa.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.