Sola y borracha quiero llegar a casa

Sola y borracha quiero llegar a casa

"Quiero estar borracho otra vez, otra vez...", así lo cantaban Los Brincos junto con su "sorbito de champagne" "brindando por el nuevo amor cuando la suave luz de aquel rincón hizo latir su corazón..." en esa y otras canciones de borrachos varios mientras limpiamos sus vómitos con serrín.

Opinión | 07 de marzo de 2020
Consuelo G. del Cid Guerra

Que cada uno se mete lo que quiere y hace lo que le da la gana, con la diferencia de que a ellos nadie los viola por las esquinas. Ojo al dato: NADIE.

Nosotras también llegamos a casa como nos da la gana: solas, acompañadas, alegres o tristes, y nadie tiene por qué violentarnos en ningún sentido. Que levante la mano quien no haya cogido una borrachera alguna vez en su vida. Adolescente, joven, madura o vieja.

Ellos beben por nosotras, desde que el mundo es mundo: beben para olvidarnos porque los destrozamos si no les damos bola, y entonces resulta que es también culpa nuestra. Y si a la mañana siguiente no se pueden levantar, también será culpa de ella. Porque beber, lo que se dice beber, sigue siendo cosa de hombres. Si una mujer se emborracha y la violan, es porque se lo ha buscado, porque nosotras no tenemos derecho a coger una curda cuando nos vamos de fiesta. No bonita mía, tú no. Eres mujer y eso no se te permite: está muy mal visto.

"...Bebí en las fuentes del placer, hasta llegar a comprender, que no era a mí a quién amaba. Siete notas empapadas de alcohol, campanadas en el fondo del mar, si te dicen que me vieron muy borracho, orgullosamente diles que es por ti, porque yo tendré el valor de no negarlo, gritaré que por tu amor me estoy matando, y sabrán que por tus besos, me perdí, toda la noche sin dormir, bebiendo, fumando, y sin parar de reír, litros de alcohol, corren por mis venas, mujer, no tengo problemas de amor, lo que me pasa es que estoy loco por privar, qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000, alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos, y el resultado nos da igual...".

Ellos beben por amor. Nosotras, por puro vicio, y debemos atenernos a las consecuencias: pues va a ser que ya NO. Y NO, es NO.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.