Al Bano contra Charo Vega

Al Bano contra Charo Vega

Comparecencia en los juzgados de Madrid por un supuesto delito contra el honor que supuestamente Charo Vega habría cometido -según el cantante italiano- contra él, en una de sus intervenciones como invitada en el programa Sálvame. Al Bano se ha presentado con un sombrero de paja blanco, muy puesto y dispuesto para la ocasión, y es que en las bodas, como en los juicios, uno tiene que sentirse cubierto, con la cabeza sobre los hombros y el corazón muy frío, que estamos en Febrero y la paja es lo que se lleva.

Opinión | 07 de febrero de 2013
Consuelo G. del Cid Guerra

El cantante, acompañado por sus abogados y un traductor simultáneo, niega conocer a Charo Vega, aunque sí ha reconocido que Tony Caravaca, ex marido de la denunciada, fue su representante de 1971 a 1978.

Charo, acompañada por su hija mayor y tremendamente sorprendida ante semejante afirmación, ni corta ni perezosa, una vez finalizadas las declaraciones, se ha acercado hasta Al Bano, y tras darle dos besos, él le ha dicho al oído:

"Eres Judas", manteniendo la mirada, fija y tortuosa, en los ojos de Charo, que le ha dicho lo siguiente:

-Mírame ahora y dime que no me conoces. Siento mucho por lo que estás pasando y espero que todo se termine muy pronto y de la mejor manera. Te admiro por tu fortaleza y espero que tengas mucha fe en Dios. Esta es mi hija, y por la tuya me he acercado a darte dos besos.

-¿Esta es tu hija? ¿Es hija de Tony Caravaca? -le pregunta el cantante sin responder a nada.

-No. Es que me he casado tres veces -responde Charo-. Y sólo entonces, el melódico italiano le ha concedido una media sonrisa sarcástica a modo de despedida.

Durante la comparecencia se ha visionado el vídeo en el que supuestamente Charo Vega -siempre según el cantante- podría incurrir en un delito contra el honor. Los abogados del artista, muy molestos, protestaban por las carcajadas del público ante la forma de expresarse de Charo Vega refiriéndose al cantante, al que -por cierto- no dedica más de un minuto para comentar un chascarrillo de lo más inocente y mal interpretado, o será que la corte jurídica destinada a la caza de posibles demandas así lo ha deducido. Serán problemas de idioma.

Al Bano -que mantiene cinco querellas con Mediaset- conoce perfectamente a Charo Vega. Tanto -o tan poco- como para llamarla "Judas" al oído.

Si -supuestamente- la conoce, semejante expresión es más que ofensiva.

Si -supuestamente- no la conoce, semejante expresión es exactamente igual de ofensiva.

En resumen: Los conocidos -de sobra-, el traductor, los abogados y el sombrero, tienen poco que hacer en este asunto. Pero usted, Al Bano, niegue ahora lo de Judas. Se quedará con la duda de si está o no grabado. Mientras tanto, siga cubriéndose de gloria mientras la aurora susurra cantando a un mundo cubierto de azul, aunque el sombrero sea blanco. Para Judas, tal vez, supuestamente, tú.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.