¿360 votos decisivos?

La sorprende victoria electoral de las fuerzas de izquierda en Baja Sajonia parece de una relevancia más bien regional si no fuera por que:

  • El gobierno federal  de Berlín pierde la mayoría en el Bundesrat (cámara territorial) y tendrá dificultades para seguir gobernando
  • Las elecciones federales se celebrarán  en 8 meses; Merkel que goza de unos índices de popularidad alta (74%) tiene que temer por su reelección que hasta hace poco parecía segura
  • Existe una posibilidad real de terminar con la tipología política de Merkel que se caracteriza por el no-gobierno y la austeridad económica
  • Y sobre todo: las otras fuerzas políticas con programas absurdos quedan fuera del arco parlamentario; La Izquierda (un partido con mucho éxito en el este anclado en el  estalinismo tardeo) , los piratas (quieren abolir el parlamento a favor de elecciones casi diarias por internet) y los nacional-demócratas (un cumulo de nacionalsocialistas reformados, enfermos mentales y topos de la policía política- también mayoritariamente  votado en el Este) no tienen suficiente votos para superar la barrera del 5%; los asexuales (exigen la dessexualización sistemática de la vida pública), los grises (representan los pensionistas más agresivos ) han dejado de  existir políticamente. Esas formaciones comían espacio electoral a la izquierda.

Opinión | 02 de febrero de 2013
Andreas Kuska

Y todo por escasos 360 votos. En las elecciones, el ascenso de más de 5% de los verdes (14%) ha hecho posible en cambio político en Baja Sajonia y quizás también en Berlín en otoño.

El candidato del bloque de la izquierda (Socialistas con verdes -también llamado grupo rojiverde) es un economista de reputación mundial; no obstante,  ha cometido numerosos errores, pero sigue siendo el candidato más sensato, capaz de reagrupar la izquierda intelectual (extremadamente grande en el País), los tomadores de trabajo y los menos privilegiados  que son la mayoría en el país (usando la jerga alemana);  El candidato PEER STEINBRÜCk SPD) podría ascender a ser el nuevo mesías de Europa ; No a   la austeridad, contra los especuladores, o sea un programa típico de la izquierda. El problema que tiene es que es multimillonario (mucha gente piensa que un "socialista" tiene que ser "pobre") y tiene una labia extremadamente agresiva. ("por el salario de Merkel que es de casi 20.000 € , no quiero trabajar")

Merkel es popular por su incansable presencia mediática y por la  práctica eliminación del desempleo; sin embargo, es casi ausente en la diplomacia internacional (no se ha reunido con Obama ni una sola vez); su papel en el escenario europeo es más que dudoso  y la significante caída de los salarios bajos la convierte en invotable para las clases bajas de la sociedad.  Los verdes han declarado que nunca irían con la conservadora CDU de Merkel.

El partido liberal FDP), presidido por el vice canciller (de origen vietnamita) , según las últimas encuestas tenía un techo electoral del 4%, o sea , en la constelación anterior a las últimas elecciones , por tanto la actual coalición liberal democristiana-liberal de Berlín no tenía mucho futuro; la sorpresa fue grande gran obtuvo casi un 10% en las votaciones de domingo; gran parte del electorado de la derecha dejó de votar la CDU de Merkel para darles una última oportunidad a los liberales (que son muy derechistas en temas económicos, pero no en el resto de los campos políticos); los llamados votos "prestados" jugarán un papel decisivo en las próximas elecciones cuyo resultado es difícil de prever.

Un cambio político hacia la izquierda significaría también una alternativa real para los países periféricos; "regalar nuestro dinero a los vagos griegos" sigue siendo poco popular, pero el sectario mantenimiento de la extrema austeridad tampoco- así que se ha abierto un camino hacia una Europa más unida, que utilizará el poder alemán a favor de una política de crecimiento, de perspectivas menos egoístas y -seguramente- de más gasto y mayores impuestos  (Alemania tiene los impuestos más bajos de la OCDE por debajo de EEUU)  que son necesarios para el cumplimiento de las tareas del estado: la izquierda potenciará más el gasto en I+D ,  enseñanza y política internacional ; y propone siempre soluciones europeas (Francia debería ceder su escaño en el consejo de seguridad de la ONU para compartirlo con Alemania ).

En Baviera se celebrarán elecciones dentro de unos meses; la hegemonía del partido nacionalista Bávaro (CSU), en el gobierno desde hace  más de 60 años (¡)  con unas posturas (¿ultra?) derechistas y católicas podría llegar a sin final lo que abriría nuevas perspectivas para la política alemana ya que Merkel depende también de los votos de esa odiosa CSU (familia, Dios y libertad para Baviera ).

El país con más fronteras del mundo, con influencias culturales y económicas de países tan dispares como Polonia o Dinamarca tiene que jugar un papel integrador, tiene que entenderse con Francia (Hollande y Merkel no son justamente amigos) y debe jugar un papel más internacional al nivel de la diplomacia mundial. El provinciano MERKELISMO podría llegar a su fin. La dama de hierro -como la llaman equivocadamente- está entrando en su ocaso político ; el futuro de una Alemania con más empuje internacional y menos mercantilismo, podría influir positivamente en el mundo entero. El ostentoso desinterés de Obama por Europa también es debido a figuras provincianas y poco decididas , inseguras y apáticas como Merkel. Las pocas declaraciones "atrevidas" de Merkel  (contra los "asentamientos" judíos por ejemplo) son muy contadas excepciones. En general domina un estilo político marcado por el día, por el poder parlamentario , por una Alemania  que ahorra -no solo dinero , sino también en todo lo demás.

Un horizonte político nuevo gracias a 360 votos.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.