2013

Nuestra realidad supera toda ilusión, para bien o para mal. Confiar en un año, por nuevo, es casi una obligación. Renovarse o morir. Celebrar que has vivido, que has llegado hasta aquí, con tus más y tus menos, pese a todo. Quién no tiene un cuaderno que quiso ser muy íntimo y se ha quedado en nada. A quién no le cambió ese trazo al firmar, y ahora, víctima del teclado, ha perdido las formas y no se sabe suyo, no sueña con las plumas, aquella tinta azul tan mar adentro, tan suma.Mente fuera, convertida en pulsación rápida, tumultuosa, breve. La fecha consta siempre mientras no constas tú, excepto en una dirección, la IP. El final del papel, la pérdida del documento que buscamos, y esa queja profunda de no encontrarse, no estar...

Opinión | 02 de enero de 2013
Consuelo G. del Cid Guerra

Qué puede esperar el individuo tras semejante quema. Nuestros dedos atienden cualquier pantalla táctil,por pequeña que sea. Teléfonos, pizarras, extraños nombres impuestos como un inmenso jardín, eso es América... cuando dios hizo el ipad, iphone, pensó en América...

Tal vez sea el momento de asistirnos. Con sacramentos náufragos que lloren nuestra duda. Que planteen errores de nuevo cometidos, una oración, y el barco, mirando al horizonte de la gente. Una señal: Tormenta. Un refugio obligado por donde continuar labrando tu guarida. Animal racional, levanta. Toma las armas, anda. A rodear -primero- nuestro propio congreso tras cada manifiesto. Declara tus principios, no te des por vencido.Invoca. Evoca. Ronca, después de haber reído.

2013 es el número. No importa demasiado lo demás. Es empezar de nuevo después de doce meses. Ni siquiera se mide por un curso escolar, un embarazo, un código temporal a seguir, para continuar. Trescientos sesenta y cinco días. Bueno. No te hagas mal. Defiéndete. Perdura. Calcula resistencias, despensa y esqueleto.

Te daré doce meses para que te lo pienses. No digas nada, te regalo doce meses,,.

Y no lo digo yo. Lo cantan Las Chamorro, mis gitanas de lujo, pura viagra,sangre, principio de la raza. Les tomo la palabra:

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.