Desobediencia civil

"Desobediencia se define como el acto de no acatar una norma a la que se tiene obligación de cumplir. El comportamiento que debería obedecerse es por lo general una norma jurídica, pero en todo caso cualquier norma que el grupo en el poder considera investida de autoridad en el sentido de que su transgresión acarreara inevitablemente un castigo. La desobediencia puede ser activa o pasiva. El término de la palabra civil puede definirse como los deberes generales que todo ciudadano debe reconocer, legitimando así el orden legal existente vigente. En otras palabras la palabra civil, puede indicar que el objetivo principal de la desobediencia es traer cambios en el orden político que afectarían la libertad de los ciudadanos". Fuente: Wikipedia.

Opinión | 06 de febrero de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Y sí. Apuesto por la desobediencia civil en masa. Aquí y ahora, aunque en estos momentos sólo se hable de la ola de frío -entiéndase invierno- para dejarnos helados con todo lo demás y rigurosa.Mente desprotegidos.

-Si la banca tiene sus propias deudas externas e internas ¿con qué fuerza moral reclama y machaca a sus clientes?. La gran masa de pasta al dente jamás la movimos nosotros, pero nos clavan sus dientes desde el gran capital que todo lo pudo y ahora no sabe cómo resolver sus propios asuntos, puesto que la madre patria se hunde y difunde desde su espectacular naufragio lo que debemos acatar.

-Desacato. Si los asesinos y los ladrones son libres bajo las puñetas legales de todos los juzgados, si se paran los vuelos de cualquier compañía que anuncia quiebra sin más cuando pocas horas antes continuaba vendiendo pasajes on line, si en ese subliminal tira líneas nos han convertido en drogadictos sociales, toxicómanos populares, pringados oficiales, dependientes de un Estado en el que no hay derecho.

-Si el supuesto gallardo Gallardón pretende privatizar la burocracia (no soy idiota) mientras se juzga a Garzón, si lo bueno y lo malo se difunde y confunde en pos de comunicaciones públicas establecidas que cuentan y cortan por lo insano. Si los pisos se venden por la mitad de su valor a los ricos de siempre después de ser robados por sus bancos. Si las cuentas pendientes no se contemplan como tales. Si al parecer ya no estamos indignados y cuando lo estuvimos nos expresamos mal. Si somos unos guarros callejeros. Si la banda desarmada se ha quedado sin fuerzas y cultiva el desaliento como norma de vida, vamos por muy mal camino.

La única forma de cambio es ahora protesta. Dejémonos de propuestas : No nos harán ni caso.

"El objetivo principal de la desobediencia es traer cambios en el orden político que afectarían la libertad de los ciudadanos". Adelante.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.