Los nuevos dioses y el ángel negro

Ya están aquí. Han llegado en business y ligeros de equipaje pero con maleta Vuitton y carteras Guzzi. Rentistas, pensadores, los restos de un naufragio de élite, son el Titanic. Reiki, yoga, colorpuntura, flores de Bach, entendidos y desatendidos pero bien colocados.

Opinión | 26 de febrero de 2009
Consuelo G. del Cid Guerra

Sabios que se saben a ciencia cierta (o incierta) y dulcemente predican en petit comité, donde pueden (que no donde deben) errre que erre, la "Obra", el "Camino", la "Luz" ( ¿eterna o de bombilla?)... se reúnen y meriendan, hablan y trascienden, hasta puede que lleguen a inventar el 11º mandamiento, ese que no existe, en nombre del hombre. Asociaciones, fundaciones, agrupaciones que deliran en grupo retirándose al silencio pero con GPS, teléfono nóvil y conexión a internet. ¿Será que dios tiene e.mail? ¿Enviará el altísimo mensajes de texto recordando la hora de orar? ¿Y la de obrar, quién la recuerda?

En ese individual kumbayá de diseño, sin mochila ni sandalias, sin hábito pero supuestos monjes transitorios de fin de semana, no está el poster del ché, ni siquiera se escucha a Lennon, pero sí música chill-out para relajarse casi al borde del abandono orgásmico o la lipotimia pasajera, por buda lo juro. "Buenas tardes, soy su nuevo dios, en estos momentos todas nuestras líneas están ocupadas, por favor, no se retire, permanezca a la espera...". Oremos. La iglesia es un saloncito con té a la menta e individuos perfectamente vestidos con la raya en los pantalones, hábilmente trazada por la empleada de hogar que reclama con desespero los atrasos del salario, y dice: "Pero si el rojo y el místico es usted, señorito...me puede pagar, por dios, o me dejará usted en la cola del paro?". Un tipo vestido de blanco y con gesto iluminado (le ayuda mucho esa delgadez extrema y la barba blanca) habla de distintos tipos de personalidad ocultando el fondo de erectas sectas donde tirita el misterio y diversas bondades en nombre del hombre, por el hombre, hacia el hombre, el ser y no ser, las medidas internas que extrañamente asegura conocer...dioses ¡¡ no lo sabía y resulta que el más pintado tiene un transtorno ...qué horror ¡¡ dónde estará mi catecismo? dios te ama ... sí, pero ¿Cuál de ellos?. La divinidad la escriben ahora los universitarios licenciados en ciencias exactas, ciencias de la información o es simplemente ciencia infusa? los cursillos van más allá de los de cristiandad -entiéndase el opus de alpargata- , los colorines ... "de colores, de colores se visten los campos en la primavera...de colores...de colores son los pajaritos que vienen de fueraaa....". O tenía la Trinca toda la razón cuando editó salvajemente aquel LP de vinilo titulado OPUS 10? ...Qué tiempos... Ahora, resulta que retirarse es otra cosa. Como uno de esos spa donde te masajean, te duchan, te cubren de barro y bebes las aguas termales para finalmente terminar en Lourdes por si el milagro, al fin. se produce. Vale una pasta, pero acabará resultando que también es místico. Algunos insistien en estar colgados, no de sí mismos, aunque tal vez quieran colgarse, no, no ... son los "colgantes" significativos. Piedras azul turquesa, símbolos de lo más kool, plata con distintas aplicaciones y signos, cuerdecitas rojas anudadas a la muñeca ..."me lo ha dado mi Maestro". El Maestro...se iluminan los rostros femeninos al pronunciar esa palabra altiva y altanera, como el carácter del dueño de todas las cosas, el que todo lo sabe. ¿Dónde se convocan esas oposiciones para semejantes enseñanzas?

¿qué templos son templos de los de verdad? porque es que yo, lo del cuerpo y la sangre mas el crucifijo, lo tengo claro. Pero ahora resulta que hay que sufrir. Y mucho. Por uno mismo y por los demás, pero sin soltar ni media de lo que se tiene, porque en realidad, nada se debe. "Amate a tí mismo y al prójimo, como mucho, dale ánimos y deséale suerte". "Que mi dios te lo pague, porque yo, bastante tengo con lo mío, medita, relájate y encontrarás la luz". ¿Y si me la han cortado?. "Todos tenemos que sufrir".

No se cuestiona la enajenación de estos sabios pensadores, pero sí se censura al contrario. Te mete el diagnóstico en cuatro patadas. Resulta que no eres nadie y además estás enfermo, tienes un transtorno, él lo sabe mejor que nadie. Menos mal que no pueden recetar, porque si así fuera, andábamos todos en un globito zombi asintiendo como corderos en silencio y con el baile de san bito, al son de hare hare lama lama o lo que se tercie. Yo creo que María Ostiz lo intentó de nuevo y puede que tuviera mucho que ver en aquello de "Amo a Laura pero esperaré hasta el matrimonio", pero no coló. Y no coló porque a pesar de maestros, meditaciones y demás, a la gente le va la marcha y a eso sí que no renuncia ni borracha. Su casualidad entre las piernas está sedienta de ayuda y al alcance de medio país. Monjas venidas a más vestidas de grunge caro, pechos siliconados y morros sugerentes, voces que dan un susto al miedo porque no se sabe del todo si son reales o alucinaciones auditivas. Celebran el día de los sin techo sobre su techo privilegiado, hablan de lo divino y lo humano sólo consigo mismos, desatienden las súplicas, miran hacia otro lado cuando pasa el necesitado, pero su resumen es que el mundo está cambiando. No tienen piedad y su dios confundido es moldeable, canjeable y a medida.

El poder todopoderoso por encima y por debajo de la mesa. Que no me tienten, conozco el pecado y al pecador. El infierno puede resultar muy interesante, porque todos esos no estarán. El fuego eterno es atractivo si se mira de frente. La vida eterna es cuestionable, menudo trabajo nos dá este período transitorio donde la justicia , el hecho y el provecho, pasan de todo. Me voy a rezar a los ángeles negros, como el bolero. Voy a por las maracas de Machín ...


Pintor nacido en mi tierra
con el pincel extranjero
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos

Aunque la virgen sea blanca
pintame angelitos negros
que también se van al cielo
todos los negritos buenos

Pintor que pintas con amor
¿Por qué desprecias su color
si sabes que en el cielo
también los quiere Dios?
Pintor de santos de alcoba
si tienes alma en el cuerpo
¿por que al pintar en tus cuadros
te olvidaste de los negros?

Siempre que pintas iglesias
pintas angelitos bellos
pero nunca te acordaste
de pintar un angel NEGRO

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.