Steve Jobs ha muerto

Steve Jobs ha muerto

Aún no me he repuesto. Son muy pocas las personas llamadas a pasar a la historia por haber espoleado a la humanidad. Sí. Muchas personas llenan los libros de historia. Muchas, por patéticas batallas, asquerosas guerras...

Opinión | 06 de octubre de 2011
Pere Borràs

Algunas otras, por obras de arte, de la literatura, de la escultura, de la arquitectura incluso, pero sin cuya existencia, a pesar de su grandeza, la humanidad sería la misma que es.

Pocas quedan cuya existencia haya marcado una pauta en el ser humano. No en un pueblo. No en una nación. En el mundo. Y en que el mundo, para nosotros, sea como es. Entre ellos encontramos algún filósofo, bastantes científicos e incluso algún que otro empresario. No resulta fácil que una persona afecte tanto a como se desarrolla el mundo, pero a veces pasa.

Hoy ha muerto uno de estos últimos. Una de esas pocas personas cuyo paso por el mundo ha marcado buena parte de su destino.

Estáis leyendo esto. Lo estáis haciendo con un ordenador personal. Un ordenador "para la gente corriente". Tal vez conectándoos desde el móvil... Puede que con un MAC, puede que con un PC con un sistema operativo con entorno gráfico. Tal vez con un Ipad, o un Iphone...

Hoy ha muerto una de las personas que más ha tenido que ver en que esto sea posible.

Soy de esas personas que admiraban y criticaban simultáneamente a Steve Jobs. Siempre le reproché algunos hechos, cosas feas que hizo... Pero siempre, siempre, además, lo admiré como uno de los impulsores de la tecnología y de su influencia en la sociedad. De su acercamiento a las personas. El no veía esto solamente como un negocio, no... El sabía que estaba cambiando el mundo. Quiso hacerlo, y lo hizo. ¡Vaya si lo hizo!

Hoy, el mundo, y en este caso sí puede afirmarse rotundamente, no sería ni remotamente parecido a como es, sin este hombre. Ya se sabía con seguridad incluso antes de su muerte, algo que no todos aquellos que gozan del privilegio de haber impulsado el mundo en una dirección hayan podido disfrutar.

Y lo mejor de todo... El mundo tal como es tiene muchas cosas malas, pero también tiene cosas buenas. Las que impulsó Steve Jobs, pertenecen a las últimas.

Fue uno de las mayores visionarios contemporáneos.

Steve Jobs: Descansa en paz. Y gracias, muchas gracias por tu legado.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.