Cambio de servidor

Cambio de servidor

Habrán notado, si lo leen lo habrán notado, que hemos cambiado nuestra dirección.

Business is business, dicen, y a veces no se saben llevar. Cuando ésto no solo afecta a los propios intereses sino también a los de los clientes, los problemas no tardan en aparecer.

Editorial | 21 de marzo de 2010
Pere Borràs


No será difícil darse cuenta de que mantener esta publicación no es tarea fácil, si acaso es posible. Solo nos faltaba que llegado el momento de la renovación nos subieran el precio del servidor de golpe y porrazo sin previo aviso. La crisis, ya saben, está causando estragos. Y tal sería la razón para semejante táctica comercial tan necia como inútil. El dominio se nos fue y el servicio, también.

Hemos decidido complicarnos un poco la vida para solventar tal situación y, tras días de infructuosas negociaciones, decidimos coger el toro por los cuernos (recurrente tema últimamente, el de los toros) y como dicen algunos, en ocasiones con razón: Si quieres que las cosas se hagan bien, tienes que hacerlas tú mismo.

Así pues, como responsable técnico de la publicación, me lié la manta a la cabeza y, dado que los conocimientos los tenía, aunque casi siempre se los ofrecí a terceros, opté por montar mi propio servicio de hosting web donde, entre otras, iría esta publicación. La expresión no es muy afortunada en boca de un vegano como yo pero qué carai: así mataba dos pájaros de un tiro. Plantarle cara a la crisis y encontrar una alternativa razonable a la salida de la publicación.

Disculpen, pues, las molestias causadas por éste paréntesis publicacional así como las ligeras incongruencias que el traslado provoca y que con el tiempo se irán corrigiendo.

El servidor ya existe y funciona correctamente. Las condiciones económicas son, con diferencia, mucho más cómodas que aquellas a las que nos veíamos sometidos y ya podemos funcionar tal y como hacíamos.

Y ya me disculparán la publicidad, pero más vale mantener el servidor para mantener su contenido, así que ya lo saben. Si necesitan un servidor cómodo con todo el software necesario para desarrollar una web en condiciones, consideren la posibilidad de hospedarse en Ductiva, el servicio de hosting web donde se aloja actualmente esta publicación y que quien suscribe administra. Y si no lo necesitan pero conocen a quien sí, pues no sean tímidos, recomiéndenlo.

A veces, los inconvenientes nos ofrecen una oportunidad de encontrar salidas creativas y caminos mejores que los que seguíamos. Esperemos que ésta sea una de esas ocasiones, que las pintan calvas.

http://www.ductiva.com
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.