Ha muerto Rubianes

Ha muerto Rubianes

Se fue por la mañana. La muerte de un actor provoca sentimientos encontrados. Esos encuentros parten de lo que nos hizo sentir y nos transmitió en cada uno de sus papeles.

Editorial | 01 de marzo de 2009
Consuelo G. del Cid Guerra

El gesto, la entrega al personaje y hasta el tono de voz, por grande que resulte, no consigue nunca del todo borrar a la persona, la que aparece con nombres y apellidos en los carteles, es decir, el actor.

Grandes maestros del cine pueden caernos mal, sin saber exactamente el porqué. Es una cuestión de instinto y de piel. Lo relaciono con el pentimento de los pintores. Se puede pintar sobre un cuadro muchas veces, pero siempre aparece tímidamente aquel color anterior, escondido, que pertenece al arrepentimiento del artista. No borra, pinta encima. Pero queda.


Rubianes, el maestro de los monólogos, caía bien porque era un hombre de bien. Resultaba entrañable porque era entrañable. Ha sido querido porque ha querido mucho.

Gallego pero afincado en Barcelona, ha muerto en su casa a las diez de la mañana del día de hoy.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, afirma que es una gran pérdida, y sin duda alguna lo es. Pepe Rubianes nos ha arrancado grandes carcajadas transmitiendo una vitalidad extraordinaria. Sus ojos destilaban simpatía y amor por la vida.

?Irrepetible, patrimonio de todos, no hay nadie como él?, ha declarado su amigo y representante Toni Coll.

Veinticinco años de escenarios y una valiosa labor de investigación teatral. ?Lorca eran todos?, una de las últimas, se rodeó de polémica tras unas declaraciones realizadas por Rubianes en TV3 sobre la unidad de España.

El cáncer le forzó a cancelar las funciones de su última obra, ?La sonrisa Etíope?, que representaba en el Club Capitol de Barcelona.

Inició su carrera en solitario desde 1981. Había pertenecido a Dagoll Dagom y Joglars a finales de los setenta.

Le descubrí en el teatro Villarroel. Me dejó boquiabierta. Pepe Rubianes ha sido un actor como la copa de un pino y un hombre querido. Va por él. Se lleva todos los aplausos, todas las luces, todos los abrazos y todas las estrellas.

Un ritual que repetimos
sin hacer ningún reproche
en un mundo que inventamos
cuando comienza la noche.
Una sala que está oscuras,
un escenario desierto,
que habitarán mil figuras
que te haran soñar despierto.
Y atras, en los camarines,
comienzan a cobrar vida,
entre afeites y carmines,
los heroes de la partida,
que al espejo le piden su opinión
hasta el momento de alzarse el telón.
Un sol de cartón pintado,
un rostro muy maquillado,
esto es teatro.
Un par de medias corridas,
dos coristas distraídas,
esto es teatro.
Un sentimiento entrañable,
un aplauso interminable,
esto es teatro.
La orquesta bien afinada,
una actriz casi olvidada,
esto es teatro.
Una foto autografiada,
cenar a la madrugada,
esto es teatro.
Capa, bastón y chistera,
una vieja camarera,
esto es teatro.
Un programa muy lujoso,
un fracaso estrepitoso,
esto es teatro.
Una Julieta treintona,
la gente que se emociona,
esto es teatro.
Un tango de la Merello
un papel de caramelo
esto es Teatro.
Un boton que se descose,
un señor de azul que tose,
esto es teatro.
Un estreno muy ruidoso,
un letrero luminoso,
esto es teatro.
Un telón que es un palacio,
la vida en muy poco espacio,
esto es teatro.
Dos utileros que miran,
una reina que transpira,
esto es teatro.
Un cómico sin trabajo,
telón arriba abajo,
esto es teatro.
Un sol de carton pintado,
un estreno muy ruidoso
un aplauso prolongado
un letrero luminoso
un tango de la Merello,
un telón que es un palacio
un papel de caramelo
la vida en muy poco espacio,
esto es TEATRO.


Canción interpretada magistralmente por Nacha Guevara.

Pepe Rubianes, para ti todas las flores.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.